LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Se agudiza crisis humanitaria en Catatumbo, alertan campesinos

Se agudiza crisis humanitaria en Catatumbo, alertan campesinos

Bogotá, 14 ago (PL) Los campesinos colombianos del Catatumbo alertaron hoy de una nueva fase de agudización de la crisis humanitaria en esa región con el escalamiento de la erradicación violenta de los cultivos ilícitos, “que ponen en peligro la seguridad y soberanía alimentaria”.

La Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) exigió en un comunicado divulgado por la Agencia de Prensa Rural suspender de manera inmediata las erradicaciones forzadas para evitar la profundización de la crisis.

Producto de esta nueva campaña, advirtieron, no sólo se está poniendo en peligro la seguridad, se están generando condiciones que dan lugar a violaciones de los derechos civiles y políticos de las comunidades.

Los agricultores recordaron que desde la semana pasada denunciaron que estas irregularidades obligaron a suspender las clases en las escuelas de las veredas y se impusieron restricciones a la libre movilidad de los campesinos.

Señalaron que varios uniformados han amenazado a la población civil con armas e incluso “han asegurado que después de estas movilizaciones tendrán que venir a recoger los muertos”.

En respuesta a esta situación, los campesinos se encuentran organizados en cuatro asentamientos y más de mil personas tratan de hacer resistencia al despojo de sus formas de sobrevivencia, manifestaron.

La víspera, en otro comunicado, los campesinos explicaron que sin llegar a un acuerdo en este tema en la mesa de conversaciones con el Gobierno, que sesiona en Cúcuta, se han desplegado grupos de erradicadores en los municipios de Tibú y Sardinata con la correspondiente acción militar.

Estas acciones “ponen en tela de juicio el proceso de negociación con el Estado y no ayudan a la consecución de los acuerdos que requiere el Catatumbo”, remarcaron.

El tema de los cultivos de coca es uno de los principales puntos de debates entre las partes en diálogo.

Los labriegos han planteado la necesidad de poner en práctica un plan piloto para la sustitución gradual de esta plantación, “única alternativa que nos ha quedado para poder sustentar a nuestras familias ante el abandono total y miserable del Estado”, subrayaron.

Comentarios con Facebook