Acusa líder musulmán egipcio a militares por toma del poder

El Cairo, 16 ago (PL) El guía espiritual de Hermanos Musulmanes (HM), Mohamed Badía, denunció hoy que la deposición del presidente egipcio Mohamed Morsi el 3 de julio no fue para alejarlo del poder, sino para tomarlo los militares.

Badía, cuyo paradero se desconoce, rechazó en un comunicado que los castrenses intervengan en política para establecer lo que calificó de “un estado militar, dictatorial y policial”.

Este es el primer mensaje del guía espiritual de los HM tras el desalojo por efectivos de las fuerzas de seguridad de los campamentos de protesta instalados por los seguidores de Morsi en esta capital, lo cual ocurrió el pasado miércoles y que generó más de medio millar de víctimas entre muertos y heridos.

El dirigente subrayó que las manifestaciones continúan en todas las provincias, “lo que afirma que el pueblo egipcio, que disfrutó de libertad tras la Revolución del 25 de enero, nunca renunciará a ella”.

Por otra parte, Al Azhar, la más prestigiosa institución islámica sunita, demandó a los egipcios controlarse, poco antes de las demostraciones convocadas para hoy después de la plegaria musulmana del mediodía.

En un comunicado difundido por la televisión aquí, la institución condenó “las manifestaciones no pacíficas que intimidan a los ciudadanos” y llamó a las autoridades a trabajar para lograr la seguridad de los ciudadanos y la paz.

“Ahora es tiempo de conseguir la unidad, que nos dará la fuerza, porque la discordia y el conflicto son el secreto de la debilidad -apuntó-. Queremos la unidad de todos los hijos de la patria y no de una sola facción”.

También Al Azhar solicitó alejar de las mezquitas el conflicto político, “porque son el lugar para rezar y no para pelearse”, y pidió a los imanes que encabecen las oraciones con el sentido de que este viernes sea un día de reconciliación y armonía.

Comentarios con Facebook