Pentágono realiza preparativos iniciales de posible ataque a Siria

Washington, 24 ago (PL) El presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, general Martin Dempsey, detallará hoy durante una reunión en la Casa Blanca las posibles opciones sobre un eventual ataque con misiles crucero contra Siria.

De acuerdo con un nuevo informe, citado por la cadena CBS, el Pentágono está haciendo los preparativos iniciales para una embestida, que no ocurrirá hasta que el presidente Barack Obama dé la luz verde.

Para los estrategas del Departamento de Defensa, lanzar ese tipo de misiles desde el mar no supondría un riesgo para las vidas de estadounidenses, señaló el reporte.

La acción de fuerza tendría como pretexto informaciones sobre el supuesto uso de armas químicas por parte del Ejército sirio, acusaciones rechazadas por el gobierno de Damasco de forma reiterada en los últimos días.

El pasado 21 de agosto varios medios de prensa informaron sobre un presunto ataque con gas en las cercanías de Damasco, que dicen dejó centenares de víctimas mortales.

Moscú calificó el caso como una nueva provocación, criterio que comparten expertos al coincidir en que resulta inverosímil tal argumento cuando los investigadores de la ONU se encuentran en esa nación.

Estados Unidos advirtió en tono amenazante a Siria hace meses que el uso de armas químicas supondría la línea roja que provocaría una respuesta contra Damasco.

Mientras, la comandancia de las fuerzas del Pentágono en el Mediterráneo ha ordenado el acercamiento de buques de guerra a Siria para estar listos en caso de un posible ataque con misiles crucero.

Hasta ahora Obama no ha tomado una decisión y se mantiene opuesto a la intervención en el país árabe, aunque sin ocultar el deseo de ver derrocado el gobierno de Bashar Al-Assad, según reiteró en una entrevista difundida el viernes por la televisora CNN.

Sin embargo, funcionarios del gobierno desarrollan reuniones internas y contactos con países aliados acerca de esta eventual acción militar, reveló ayer el diario The New York Times.

Comentarios con Facebook