Concluyó jucio de exfuncionario chino, sentencia pendiente

bandera china

Beijing, 26 ago (PL) El juicio del exsecretario del comité municipal del Partido Comunista de China en Chongqing, Bo Xilai, concluyó hoy en el Tribunal Popular Intermedio de Jinan, acusado de aceptación de sobornos, corrupción y abuso de poder.

La audiencia, iniciada el 22 de agosto pasado, finalizó a las 13:04 hora local y quedó pendiente la sentencia que emitirá en su debido momento el tribunal sobre esta primera instancia del proceso judicial.

En todo momento el acusado, de 64 años y exmiembro del Buró Político del Comité Central del PCCh, negó los cargos presentados por la fiscalía.

Bo respondió ante la justicia por la aceptación indebida de manos de empresarios de unos tres millones 500 mil dólares, entre los años 2000 y 2012.

El pliego de cargos presentado por la fiscalía contra el exdirigente incluye el abuso de poder entre 1999 y 2006, período en el que fungió como alcalde y secretario general del Partido Comunista en la ciudad de Dalian y como ministro de Comercio.

La vista fue presidida por el juez Wang Xuguang y escuchó a los demandantes quienes indicaron que Bo aceptó sobornos por parte de los empresarios Tang Xiaolin y Xu Ming y malversó fondos públicos del gobierno de Dalian.

Además, fue acusado de abusar de su poder en el caso del asesinato de su esposa, Bogu Kailai, y ser cómplice de la deserción en 2012 de Wang Lijun, antiguo vicealcalde de la municipalidad suroccidental china de Chongqing.

Los fiscales presentaron evidencias que revelan la aceptación por Bo de una gran suma de dinero y de propiedades entregadas por Xu Ming a través de su esposa y su hijo, Bo Guagua.

También la parte acusadora presentó pruebas documentales y proyectó un vídeo con la declaración de Bogu Kailai durante un interrogatorio y leyeron varios testimonios entre ellos del francés Patrick Devillers.

La corte fue ilustrada con evidencias en vídeo y audio que muestran que Xu Ming dio fondos a Bogu Kailai para que comprara una villa en Francia, asunto del que Bo Xilai estaba al tanto.

El acusado mostró buenas señales de salud y estabilidad emocional pero negó los cargos durante el proceso, al que pudieron asistir cerca de un centenar de personas interesadas, además de cinco de sus familiares y 19 reporteros de prensa.

No obstante, sus abogados aceptaron la veracidad de los testimonios de los testigos y la legalidad de la evidencia documental.

El resultado del proceso judicial será dado a conocer públicamente a través del microblog del Tribunal Popular Intermedio de Jinan.

Comentarios con Facebook