MegalópolisVolver a Megalópolis

Dan estimulacion temprana a niños de Azcapotzalco

Para desarrollar las capacidades físicas, cognitivas, sociales y emocionales de más de 300 niños de mes y medio a cuatro años, la Delegación Azcapotzalco ofrece el taller de Estimulación Temprana con ahorros de hasta 900 pesos en el Centro de Desarrollo Comunitario (CDC) San Antonio, donde disfrutan de diversas actividades lúdicas junto a sus padres.

El Jefe Delegacional, Sergio Palacios Trejo, indicó que la Estimulación Temprana es muy solicitada en los CDC por el desarrollo que ofrece en la motricidad, el lenguaje y autoestima de los menores, además a través de estas actividades tienen una mejor adaptación cuando llegan al jardín de niños.

El costo del curso es de 65 pesos al mes de acuerdo a la Gaceta del Distrito Federal, lo cual en comparación con escuelas particulares que cobran hasta mil pesos mensuales, permite que las familias ahorren más de 900 pesos.

El CDC San Antonio alberga el curso donde unos 150 infantes de mes y medio a cuatro años bailan, cantan, juegan con aros y pelotas, usan materiales didácticos y plastilina, dibujan con acuarelas, reconocen texturas y escuchan cuentos leídos por sus propios padres.

La profesora Karina Cabrera Fonseca, expresó que a través del reforzamiento del vínculo afectivo entre padre e hijo, los niños desarrollan su capacidad social, juegan unos con otros, aprenden a controlar sus impulsos y fomentan valores como tolerancia y respeto.

“A veces los papás se preocupan porque otros niños ya caminan y sus hijos no, pero aquí se dan cuenta que deben respetar los tiempos de cada peque y conocer su personalidad”, agregó.

Los CDC San Antonio, Gabriela Brimmer, Francisco J. Mújica, “Calpulli” Antonio Valeriano y San Marcos ofrecen esta actividad, la cual tiene una gran demanda por lo que se recomienda acudir personalmente de lunes a viernes, de 10 a 14 horas, para verificar que haya cupo o solicitar mayor información en la Subdirección de Servicios Sociales, al teléfono 5396 2272.

“A mi hijo le fascinan los ejercicios de concentración y relajación, este es su segundo año en el curso y he notado que ya no le cuesta trabajo concentrarse para dibujar o hacer alguna manualidad”, explicó María Sánchez, madre de Jacobo de 4 años.

 

Comentarios con Facebook