Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Gota de agua altamente radiactiva colma la copa en Fukushima

Tokio, 1 sep (PL) La Tokyo Electric Power Co. (Tepco), empresa operadora de la planta de Fukushima desde el accidente de 2011, reportó hoy el goteo de agua altamente radiactiva en un tubo que conecta dos depósitos de líquido refrigerante.

El caño permite la salida de una gota cada 90 segundos y fue reparado con material especial y cinta adhesiva de plástico.

Las muestras de agua analizadas tenían una radiactividad muy alta registrada en 230 milisievert por hora, dijeron expertos de Tepco.

Un día antes, la operadora de Fukushima informó sobre nuevos focos de radiación en cuatro lugares alrededor de los tanques de refrigeración, con una lectura de mil 800 milisieverts por hora, dosis que mataría a un ser humano expuesto a ella en tan solo cuatro horas.

Tepco hace frente al creciente volumen de agua contaminada utilizada en el enfriamiento de los reactores que entraron en crisis después del golpe del terremoto y tsunami de hace dos años.

En respuesta a las crecientes críticas internas e internacionales sobre cómo Tepco maneja esta crisis temporal, el gobierno japonés anunció que desempeñará un papel más decisivo en la limpieza de la planta.

El primer ministro Shinzo Abe prometió al mundo el 29 de agosto pasado que su gobierno jugará un papel más importante en la detención de fugas de agua altamente radiactiva.

Según Abe, el accidente de Fukushima no puede dejarse enteramente a Tepco y existe la necesidad de que el Gobierno juegue un papel con un sentido de urgencia, incluida la adopción de medidas para hacer frente a las aguas residuales.

La semana anterior, Tepco admitió la filtración de 300 toneladas de agua tóxica fuera de uno de los grandes contenedores, con capacidad de hasta mil toneladas.

Hasta el océano Pacífico temen que pueda llegar el derrame, catalogado como evento de nivel tres, la categoría más grave.

A fines del primer semestre de 2013, Tepco admitió la filtración de sus aguas subterráneas hacia el Pacífico.

En agosto pasado, la empresa publicó las cifras de agua radioactiva vertidas al Pacífico entre mayo de 2011 y julio de 2013, registradas entre 20 y 40 millón de millones de becquereles.

El material radioactivo contaminó sectores de aire, mar y tierra, luego de las explosiones, una realidad que desplazó de los hogares de las zonas cercanas a decenas de miles de habitantes.

La central nuclear de Fukushima, situada en la costa nororiental de Japón, devino el peor desastre nuclear luego del tsunami del 11 de marzo de 20011 que destruyó sus sistema de refrigeración y dejó un saldo de más de 18 mil fallecidos.

Comentarios con Facebook