ADMINISTRACIÓN OPACA Y SUCIA

Conocido como el rector sebudo porque se le resbala todo lo que digan ya que al fin y al cabo no es saltillense, Eladio Cornejo Oviedo, ante los problemas que presentala Universidad AutónomaAgraria Antonio Narro, cobardemente se ha desligado de todo tipo de acusación.

 

OPINIÓN

 

Por Guillermo Robles Ramírez

 

ADMINISTRACIÓN OPACA Y SUCIA

 

Conocido como el rector sebudo porque se le resbala todo lo que digan ya que al fin y al cabo no es saltillense, Eladio Cornejo Oviedo, ante los problemas que presentala Universidad AutónomaAgraria Antonio Narro, cobardemente se ha desligado de todo tipo de acusación.

 

Como Poncio Pilato se lava las manos sobre todas las irregularidades financieras con el anterior rector, Jorge Galo Medina, para dejar tranquila su conciencia y poderse regresar tan tranquilo a su tierra natal en donde seguramente aprovechándose de la falta de auditoría de la administración pasada también se sirvió con la cuchara grande para vivir una jubilación sin ningún problema o cuando menos eso es lo que aseguran sus colaboradores que como ratas huyen cuando el barco se hunde ahora sí empiezan a decir lo que antes no se atrevían.

 

Eladio Cornejo Oviedo lejos de cumplir su compromiso de ubicarla Antonio Narrocomo el concierto internacional como la mejor institución agropecuaria a nivel internacional en sus casi tres años de su período el narcisista ha roto cada uno de los pilares de ética de la universidad, su apatía ante los representantes de los medios de comunicación y la comunidad universitaria no se puede dar golpes de pecho cuando su administración siempre ha estado envuelta en escándalos, suspensiones laborales, alumnos inconformes y todo gracias a su incompetencia de saber administrar los recursos, cumplimiento a su palabra y su característica vida ermitaña lleno de desconfianza de todo mundo.

 

Si puede echarle la culpa fácilmente a Jorge Galo Medina porque tampoco fue una blanca palomita pero lo que es Eladio Cornejo Oviedo realmente sacó toda la casta de un verdadero cuervo llevando toda una administración opaca en la que en su primer informe nunca lo presentó en tiempo y forma, sin considerar al consejo universitario presentándolo diez meses después en un sencillo escrito y ante la crítica de los medios de comunicación que se percataron de falta de seriedad lo que alguna vez había sido una de las pocas universidades reconocidas en el país con una noble causa dedicada a la agricultura, ciencia ambiental y aquello relacionado con el campo, prometiendo en una entrevista vía telefónica en la estación de radio de éste medio de comunicación que invitaría a los representantes de las noticias locales para asistir a su segundo informe, invitación que solamente quedó en aire pues cuando menos la mayoría por no decir todos nunca recibieron dicha invitación.

 

Su estrategia de mantener lo más lejos que se pudiera a los medios de comunicación local era precisamente evitar la divulgación de sus fechorías y travesuras. Apostándole al tiempo para seguir manzaneando al sindicato para que no explotara sin embargo la situación era simplemente una bomba de tiempo que tarde o temprano tenía que estallar.

 

Aprovechándose a la cero vinculación de la transparencia la administración de Eladio Cornejo Oviedo, trabajó sin ningún tipo de regulación, sin informes financieros y técnicos de recursos de la federación, desde su toma de protesta su plan de trabajo inició literalmente borrón y cuenta nueva, desechando papelería y facturas pendientes por pagar a proveedores aprovechó esos pasivos para cobrarlos con artimañas contables para embolsarse ese dinerito para después argumentándoles a los proveedores que dichas facturas no existían y sin hacerse responsable porque ya no le correspondía rendir cuentas a él sino a Jorge Galo Medina.

 

Su soberbia lo cegó pensando que podía ser más inteligente ignorando por completo las peticiones del Sindicato de Trabajadores Administrativo dela Universidad AgrariaAntonio Narro, y haciendo caso omiso en querer pagar a trabajadores, despensa y gasolina. Para muchos que laboran en la universidad empiezan a pedir la renuncia de Eladio Cornejo Oviedo por su incapacidad de negociación y su administración opaca. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook