Encuentro entre los presidentes Putin y Obama fuera de agenda G-20

putin & obama - G20

San Petersburgo, Rusia, 5 sep (PL) Un encuentro entre los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Estados Unidos, Barack Obama, está fuera del programa de reuniones bilaterales durante la Cumbre del G-20, afirmó hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

En un contacto con periodistas acreditados en la cita del Grupo de los 20 (G-20), presidida por Rusia, el vocero presidencial confirmó que no está previsto un encuentro, aunque no descartó que los líderes intercambien palabras en el ámbiente de la cita en la segunda urbe rusa en importancia.

Dijo al respecto que se supone que haya un contacto entre ellos (Putin y Obama), por cuanto coinciden en estos dos días en una misma actividad internacional.

En cuanto a los notables desencuentros de los últimos meses entre la Casa Blanca y el Kremlin, Peskov admitió que se acumularon serias discrepancias entre las partes.

La entrega por Moscú de un refugio temporal al excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos Edward Snowden, autor de la revelación de un programa de espionaje telefónico y electrónico contra usuarios estadounidenses y a escala global, devino nuevo capítulo de confrontación en las relaciones.

A raíz de esos hechos, Obama anunció que suspendía su visita a Moscú a inicios de septiembre, previo a la Cumbre del G-20, y el programado encuentro con Putin.

En sentido general, Peskov consideró que las relaciones entre ambos “se corresponden a las de líderes de dos países que comparten responsabilidades por la seguridad global y regional, la estabilidad en todos los rincones del planeta”.

Putin, a su vez, manifestó la víspera que esperaba conversar con Obama en el terreno de la Cumbre de San Petersburgo y calificó de construtctivos los encuentros previos con el Presidente.

Dijo entender que dada la posición de Rusia en torno a algunas cuestiones, surge irritabilidad de parte de la administración norteamericana y “no podemos hacer nada”, aseveró.

Aconsejó que en lugar de irritarse, debían juntos acumular paciencia y trabajar en la búsqueda de soluciones.

Siria, sin duda, es la mayor discrepencia entre Moscú y Washington, sobre todo tras los últimos acontecimientos relacionados con un inminente ataque contra ese país árabe, para lo cual Obama cuenta con el apoyo de al menos siete países europeos, mientras Rusia rechaza una intervención extranjera, a espaldas de la ONU.

Comentarios con Facebook