EE.UU. pondrá a prueba propuesta rusa sobre Siria

Barack Obama

Washington, 12 sep (PL) El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, pondrá a prueba a Rusia en la reunión de Ginebra para determinar la “seriedad” de su propuesta del control internacional de las armas químicas de Siria, informaron hoy medios de prensa.

Uno de esos tests será sondear la disponibilidad del Kremlin para comenzar de inmediato el chequeo a ese tipo de armamentos con el objetivo de “evitar” que Damasco tenga más acceso a ellos, reporta el diario The New York Times, citando a un funcionario del Departamento de Estado que integra el equipo.

Agentes de la inteligencia estadounidense también planean evaluar si las autoridades del país árabe están preparadas para mostrar pronto la cantidad y los lugares dónde se fabrican dichos artefactos bélicos.

“Preguntaremos puntos específicos para saber si ellos dan o no muestra de seriedad”, dijo la fuente.

Kerry y el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, comenzaron hoy en la ciudad suiza un encuentro que podría durar hasta tres días, para estudiar la iniciativa de Moscú encaminada a poner en resguardo las armas químicas de Siria.

El plan apunta a identificar y destruir las sustancias nocivas, así como la posterior firma por parte de Dasmasco de la Convención Internacional para prohibirlas.

Estados Unidos acusa al gobierno de Bashar al-Assad de usar esos artefactos contra la población civil el pasado 21 de agosto, obviando cualquier responsabilidad de los rebeldes armados, y mantiene la amenaza de una intervención militar como represalia.

Según un comunicado de la Casa Blanca, el presidente Barack Obama conversó anoche sobre la viabilidad del plan ruso con el primer ministro de Australia, Tony Abbott.

El mandatario estadounidense ordenó al Pentágono mantenerse en posición para un ataque contra Siria, aunque pidió al Congreso retrasar la votación sobre el proyecto de ley que lo autorizaría a invadir ese país de Medio Oriente para dar más tiempo a estudiar la iniciativa de Moscú.

Legisladores y algunos medios de prensa conservadores critican a Obama e incluso lo calificaron como un presidente débil por acceder a explorar la vía diplomática que ofrece Rusia.

Sin embargo, al menos 61 por ciento de la población civil y los militares norteamericanos está a favor de una solución política en Siria y rechaza la idea del uso de la fuerza tras las guerras en Irak y Afganistán.

Mientras, el periódico The Washington Post revela en esta jornada que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) desde hace dos semanas entrega armas a los rebeldes sirios, lo cual puso fin a meses de retraso en el envío de la ayuda militar prometida en junio por la Casa Blanca.

Los envíos incluyen armas ligeras y municiones, y el Departamento de Estado proporciona a los bandas insurgentes vehículos, equipos de comunicaciones y de asistencia médica.

La CIA entrega los suministros mediante una red de bases clandestinas en Turquía y Jordania, precisa The Washington Post con declaraciones de altos funcionarios estadounidenses y sirios.

Comentarios con Facebook