Japón sin energía nuclear desde el lunes

nn20130207h1a-870x396

Tokío, 15 sep (PL) Las autoridades japonesas concluirán este domingo las operaciones para clausurar, desde el lunes, el último reactor nuclear en servicio, ubicado en la central de Oi, en el oeste del país, según la televisora NHK.

De esta manera, la llamada nación del Sol Naciente prescindirá de la generación eléctrica a partir de la energía nuclear, en crisis tras el desastre de marzo del 2011 que destruyó la planta de Fukushima y obligó al cierre de 53 de sus 54 instalaciones atómicas.

Ese procedimiento, añadió la NHK y otros medios de prensa, responde a una decisión del gobierno presidido por Shinzo Abe de inspeccionar exhaustivamente todas las centrales nucleares del país y que hasta el terremoto y posterior tsunami del 2011 proporcionaban cerca del 35 por ciento de la electricidad.

De acuerdo con diversos estudios, el reinicio de las operaciones en cualquiera de los reactores que se inspeccionan será a largo plazo, en medio de un notable aumento de las tarifas eléctricas y el continuo cuestionamiento público a las empresas encargadas de sus operaciones.

La Tokyo Electric Power (Tepco), operadora de Fukushima, reconoció este viernes que continuan las fugas de radiactividad, con peligro a mediano y largo plazo para los seres humanos y el medio ambiente, información que contradice los criterios del primer ministro Abe de que todo estaba bajo control.

Abe, en declaraciones publicadas este sábado, no se refirió a ese aspecto, pero anunció una visita a Fukushima para el próximo jueves.

Desde los sucesos del 2011, Japón entró en abierta crisis sobre la generación eléctrica a partir de la energía atómica, con masivas y continuadas manifestaciones en las principales ciudades del país, la lenta descontaminación de las áreas afectadas y la evacuación, virtualmente permanente, de más de 80 mil personas.

Sobre el tema, la agencia Kyodo reveló declaraciones del premio Nobel de literatura, Kenzaburo Oe, quien afirmó que debe seguirse hablando de Fukushima y a pesar de que Tokío será la sede olímpica en el 2020.

“Hay que apostar por un entorno en el que nuestros hijos puedan vivir sin miedo”, subrayó el destacado intelectual.

Comentarios con Facebook