Diario británico aviva debate sobre uso de velo musulmán

velo musulman

Londres, 17 sep (PL) El uso del velo integral musulmán volvió hoy a despertar opiniones encontradas en Reino Unido, cuando The Sun, el diario más leído del país, se sumó a los que piden su regulación.

El tema, fuera del debate político hasta la semana pasada, retornó luego que el juez Peter Murphy dictó que una musulmana debía descubrirse la cara mientras testificaba en juicio, incidente que llevó al tabloide a publicar este martes una portada con el rostro velado de la mujer.

La imagen, en la cual solo se aprecian los ojos de la joven juzgada por intimidación, está acompañada de un breve texto que refiere: “la justicia británica debe ser transparente, y la creencia religiosa no puede prevalecer sobre la ley de la tierra”.

Interrogado por esta iniciativa, el director de The Sun, Stig Abell, dijo que la portada suponía un intento de equilibrar pragmatismo y libertad religiosa.

El periódico, cuyas ventas ascienden a 2,25 millones de ejemplares diarios, pidió que la prenda se prohíba en escuelas, juzgados, hospitales, aeropuertos y bancos, no así en calles y parques, regulación que en el caso de los centros de trabajo deberán decidir los directivos.

Hasta el presente en el Reino Unido no existe ninguna prohibición de llevar el velo integral, prenda que suele ser muy corriente en ciudades con grandes comunidades musulmanas como Londres, Birmingham y Bradford.

Sin embargo, el secretario de estado de Interior, el conservador Jeremy Browne, pidió la víspera abrir un debate nacional sobre el tema, tal y como ocurrió en Suiza, Italia y Holanda, donde se estudia la posibilidad de aprobar una ley que prohíba el uso del velo integral en público, hecho que ya es una realidad en Francia y Bélgica.

El Consejo musulmán de Reino Unido, principal organismo de esa comunidad, expresó preocupación por el rumbo que ha tomado dentro de la sociedad el empleo del hiyab, pues casi siempre la discusión se centra en comentarios intolerantes sobre nuestra fe, lamentó Talat Ahmed, presidenta del comité de asuntos sociales y familiares de esta organización.

El caso de la mujer llamada a declarar sin el velo coincidió con la decisión de la Universidad Metropolitana de Birmingham de renunciar a la prohibición de este atuendo después de que miles de personas firmasen una petición contra la norma.

No obstante, el primer ministro británico, David Cameron, apoyó la anterior medida del centro de altos estudios, no así el segundo al mando del Gobierno, Nick Clegg, quien expresó su oposición al afirmar que “no deberíamos acabar como otros países, promulgando leyes sobre lo que la gente debe llevar o no”.

La postura de Cameron coincide con los comentarios emitidos por varios diputados conservadores, que reclaman la prohibición del hiyab.

Comentarios con Facebook