Legisladores se pronuncian por evitar contenidos discriminatorios en medios de comunicación

tv ofenciva
Por tal motivo, Cámara de Diputados aprueba reforma a Ley Federal de Radio y Televisión

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó por 418 votos a favor y una abstención, una reforma encaminada a evitar la difusión de contenidos discriminatorios en radio y televisión, e impedir, de esta manera, la transmisión de influencias nocivas o perturbadoras al desarrollo armónico de la niñez y la juventud.

Modificó, en consecuencia, la Fracción II del Artículo 5 de la Ley Federal de Radio y Televisión.

En la fundamentación del dictamen, el diputado Federico José González Luna Bueno (PVEM), presidente de la Comisión de Radio y Televisión, explicó que con esta modificación se refrenda el carácter social que tiene el servicio de radiodifusión y televisión, las cuales deben orientarse a promover principios de igualdad ante la ley, evitando prácticas discriminatorias en el marco de la libertad de expresión.

Consideró oportuno y necesario evitar contenidos discriminatorios que atenten contra la dignidad de las personas, ya que sólo promueven la distorsión en las relaciones humanas y difunden modelos que ahondan en la desigualdad.

En ese sentido y dirección “es hacia donde nos debemos ir como sociedad, dejando atrás la intolerancia y haciendo a un lado la confrontación de ideas. Logremos una sociedad que dialogue y reconcilie odios y enemistades, que han surgido de la exclusión y de la discriminación”, expresó.

Informó que según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), en nuestro país existe discriminación; prevalecen las diferencias y subsiste la intolerancia entre los mexicanos.

Detalló que 65 por ciento de las personas en México se considera morena, el 55 por ciento afirma que a las personas se les insulta por su color de piel y el 15 por ciento ha sentido que sus derechos no han sido respetados por esa misma razón.

“Un dato por demás revelador, que a todos nos debería mover a la reflexión, es que el principal problema de las minorías étnicas de nuestro país es la discriminación, con un 20 por ciento, incluso por delante de la pobreza, con el 10 por ciento”.

Refirió que la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, de 2010, indicó que el 44 por ciento de los mexicanos considera que no se respetan los derechos de los indígenas.

Aunque México es un país de migrantes, continuó, siete de cada 10 personas consideran que éstos provocan divisiones en la comunidad. Asimismo, siete de cada 10 personas homosexuales señalan estar totalmente de acuerdo con que en México no se respetan los derechos en razón de su diversidad sexual.

Pese a tales cifras, el legislador veracruzano recordó que la aspiración de igualdad y no discriminación es recurrente en la historia de nuestro país, “una lucha que ha marcado e inspirado los principios de cualquier nación libre”.

Por ejemplo, en el punto 15 de Los Sentimientos de la Nación, donde el general José María Morelos y Pavón “ya nos instaba a que la esclavitud se proscriba para siempre, y lo mismo la distinción de castas, quedando todos iguales, y donde solo distinguiera a un americano de otro el vicio y la virtud”.

En la tribuna de la Cámara de Diputados, González Luna Bueno alentó a sus colegisladores para proponer en las transmisiones de radio y televisión enseñanzas y modelos que permitan seguir avanzando hacia una sociedad moderna y respetuosa de los otros.

“Evitemos a toda costa conductas nocivas. Que el marco constitucional que tutela la libertad de expresión promueva al mismo tiempo la tolerancia y el respeto a nuestras diferencias, y que tales diferencias no sean causa de división sino, antes bien, motivo de unión entre los mexicanos”, indicó.

En la manifestación de posicionamientos, el diputado José Angelino Caamal Mena (Nueva Alianza) afirmó que en la democracia, la libertad de los medios de comunicación es fundamental para el ejercicio del derecho de la información. No obstante, subrayó, “esta libertad conlleva responsabilidades ligadas al respeto de los derechos humanos y la dignidad de las personas”.

Apuntó que “dicha libertad en la difusión de mensajes e imágenes, no está reñida con el derecho de las personas a no ser discriminadas por motivos de raza, género, lengua, etnia, preferencia sexual o color de piel”.

Por su parte, la legisladora por el PT, Lilia Aguilar Gil, consideró las adiciones a la Ley Federal de Radio y Televisión como un “logro magro”, pues aún está pendiente cómo dar atribuciones al CONAPRED para que pueda sancionar a quienes no cumplan con la ley.

Añadió que hay tareas por hacer para garantizar que un órgano del Estado se enfrente a grandes consorcios mercantiles o a grandes empresas, y pueda determinar y defender a los ciudadanos mexicanos no solamente contra los estereotipos de género, sino también contra la discriminación en general.

Por Movimiento Ciudadano, Juan Luis Martínez Martínez indicó que en la actualidad los niños y jóvenes han adquirido conocimientos a través de los medios de comunicación convencionales y del Internet.

“No pretendemos afirmar que los medios están sustituyendo los aportes fundamentales de la educación formal, pero están influyendo en algunos aspectos”, precisó.

“Cada vez son más ofensivos y menos propositivos los programas de televisión que consume la mayoría del pueblo de México, razón por la cual, nuestra fracción está a favor de la promoción y fomento de valores morales en los diversos ámbitos de la vida pública de nuestro país, a través de los dichos programas”, señaló.

En su participación, la legisladora por el PVEM Ana Lilia Garza Cadena sostuvo que el respeto a la libertad de expresión y la no censura previa, son dos pilares de la democracia.

Para el Verde Ecologista, explicó, el dictamen “no constituye una mordaza para los comunicadores ni restringe la trasmisión de contenidos, sino que busca que estos respeten la dignidad de todos los miembros de la sociedad”.

La diputada Roxana Luna Porquillo (PRD) sostuvo que la idea de libertad de expresión que maniquean los medios de comunicación y sus contenidos, “no son el reflejo del tipo de sociedad que somos”.

Ante esto, consideró que no es justificable que la programación de radio y televisión promueva contenidos discriminatorios en telenovelas, noticieros, programas de bromas, de espectáculos o de talk shows.

“La violencia, la incitación al odio, la discriminación, son conductas que vulneran las relaciones humanas dentro de nuestras sociedades y de ninguna manera deben tener cabida en un orden democrático”, aseveró.

En coincidencia, la panista María Beatriz Zavala Peniche dijo que la sociedad es afectada por tales contenidos y sostuvo que existen otras instituciones que fomentan ideologías donde se incluye la discriminación y la difusión de estos estereotipos.

Por tal motivo, urgió a los legisladores a cumplir con su responsabilidad para construir una sociedad más justa y con igualdad para todos. “Los integrantes de mi grupo parlamentario creemos que se debe combatir la discriminación, como un deber del Estado mexicano”, apuntó.

En el último posicionamiento, la diputada por el PRI, Blanca María Villaseñor Gudiño, concordó en que la radio y la televisión son medios de comunicación que funcionan eficientemente, gozan de una amplia cobertura y cuentan con un aceptable grado de confiabilidad entre la población

Por ello, continuó, tienen la alta responsabilidad de evitar cualquier acto que motive la discriminación, fenómeno “que debería estar proscrito de nuestra vida pública, tal y como lo establece el artículo 1 de la Constitución”.

En el marco de esta discusión, la legisladora recordó las palabras de Rigoberta Menchú: “La paz no es solamente la ausencia de la guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz”.

El dictamen con proyecto de reforma a la Fracción II del Artículo 5 de la Ley Federal de Radio y Televisión, aprobado en lo general por esta instancia legislativa, fue remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

Comentarios con Facebook