Acierto del Senado ratificar el Tratado sobre el Comercio de Armas: Sen. Padierna Luna

dolores_padierna

La vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, Dolores Padierna Luna externó su beneplácito por la ratificación que hizo el Senado de la República del Tratado sobre el Comercio de de Armas, al tiempo en que planteó que desde el Poder Legislativo se haga un exhorto al Congreso estadounidense para que ratifique este acuerdo junto con los más de 70 países que ya lo han hecho.

“Debemos exhortar a la Cancillería a promover junto con otro grupo de países coincidentes, en el plazo adecuado, una nueva ronda de negociaciones que aborde los aspectos pendientes como son medidas específicas de regulación de armas de distintos niveles. También, debemos buscar que a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores se implemente una campaña a favor de la adhesión al Tratado enfocada a los países que hasta ahora se han abstenido o se han negado a firmar el instrumento internacional, obtengan información objetiva sobre los alcances positivos del convenio y lo suscriban”, propuso.

A consideración de la secretaria de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado es preciso poner toda la voluntad política para reducir el comercio de armas que actualmente priva de la vida a miles de personas y desestabiliza a naciones o regiones enteras, sin que los propios gobiernos puedan hacer algo para afrontar este fenómeno. “De concretar estas acciones se contribuirá a que el Tratado no sólo entre en vigor, sino que en él permanezca una perspectiva multilateral que incluya las visiones de distintas regiones del mundo, donde es necesario controlar el comercio de armas que afecta diversas áreas geográficas de alta explosividad y conflictividad”.

Padierna Luna recordó que desde hace varias décadas existen diversos instrumentos internacionales en materia de armas que México ha suscrito como son: los Acuerdos en Ginebra, Suiza y en la Asamblea General de la ONU sobre el desarme en general y armas convencionales que incluyen una regulación sobre el armamento pequeño y ligero y al Espacio Exterior; el Tratado de Tlatelolco en 1967 sobre la limitación de la proliferación y control de armamento nuclear así como la prohibición de armas de destrucción masiva y sus derivados, la proscripción de armas prohibidas (armas químicas, biológicas y bacteriológicas); y La Declaración sobre Seguridad de las Américas, emanada de la Conferencia Especial sobre Seguridad de octubre de 2003 que refrendó el compromiso de continuar promoviendo la transparencia en la adquisición de armamento.

Refirió que el Senado mexicano ratificó el 7 de septiembre de 2010 la suscripción que la cancillería mexicana hizo de la Convención Interamericana sobre Transparencia en las Adquisiciones de Armas Convencionales, la cual establece un mecanismo de notificación anticipada de las adquisiciones de armas convencionales por parte de los Estados, que permite establecer un proceso de autocontrol de estos armamentos en América Latina.

“La situación por la que México atraviesa hace proclive una postura positiva al Tratado, los niveles de violencia actuales derivan, entre otras razones, de la apertura en el mercado de armas estadounidense, de los grandes flujos de armas ilegales que entran anualmente a nuestro país por la frontera norte y de la alta permisividad que ha tenido el gobierno mexicano para el paso de armas en la frontera, así como las intromisiones del gobierno norteamericano a través de operativos como Rápido y Furioso que permitió el contrabando ilegal de armas de Estados Unidos hacia nuestro país”, concluyó.

Comentarios con Facebook