Rusia subraya responsabilidad de oposición siria en desarme químico

bandera rusia

Naciones Unidas, 28 sep (PL) La responsabilidad por la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para un control de las armas químicas recae de igual forma sobre la oposición siria, afirmó hoy aquí el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov.

Tras la aprobación anoche de la disposición 2118/2013 por el organismo mundial, Lavrov subrayó que el compromiso por el cumplimento de las exigencias no es solo del Gobierno, pues la oposición está en la obligación de cooperar con los expertos internacionales en el proceso de desarme químico del país.

Insistió el jefe de la diplomacia rusa que los informes enviados al Consejo de Seguridad como parte de la ejecución de las decisiones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) deben ser objetivos y cubrir todo el espectro del conflicto sirio, para evitar enfoques desproporcionados e imparcialidad.

Subrayó Lavrov en su intervención que a la OPAQ le corresponde el papel principal en la tarea de materialización de la resolución sobre Siria, adoptada anoche (madrugada de Moscú) por consenso. La ONU, acotó, apoyará a la organización en el proceso concertado con las autoridades sirias.

Aclaró el canciller que la resolución prohíbe el automatismo en la aplicación de medidas coercitivas, reflejadas en el artículo VII de la Carta, invocado recientemente por Estados Unidos y algunos aliados europeos para llevar a cabo un inminente ataque militar contra Siria, bajo el pretexto de “una intervención humanitaria”, que rechazó Moscú de manera tácita.

Indicó asimismo que en caso de quebrantarse lo estipulado por Naciones Unidas en lo concerniente a las armas químicas, los hechos deberán comprobarse al ciento por ciento y las medidas del Consejo de Seguridad deben ser proporcionales a la gravedad de las violaciones.

Creemos firmemente en que Naciones Unidas y los expertos de la OPAQ actuarán en Siria de forma profesional e imparcial, con pleno respeto a la soberanía de ese país, expresó el ministro ruso.

Sugirió que el proceso de traspaso a control internacional de los arsenales sirios se efectué conforme a las decisiones del consejo ejecutivo de la OPAQ en los términos efectivos, y bajo las correspondientes normas de seguridad.

Es clave, según Lavrov, la responsabilidad que recae en los países “que apoyan a los subversivos”. Ellos (los estados implicados, como Francia, Reino Unido y aliados regionales) están en la obligación de evitar que las armas químicas caigan en poder de los extremistas, aseveró el titular de Exteriores de Rusia.

Moscú ratificó la plena confianza en que Damasco colaborará con espíritu voluntario, constructivo y de buena fe con los inspectores internacionales. Al mismo tiempo, ratificó Lavrov la disposición de Rusia a participar en todas las operaciones y aspectos relacionados con una solución política y diplomática del conflicto en Siria.

Dijo que una tarea inmediata es la preparación de la conferencia internacional sobre la paz siria, fijada otra vez en Ginebra, para mediados de noviembre, según anunció anoche el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Comentarios con Facebook