Rey de España recibe alta hospitalaria

Rey-Juan-Carlos

Madrid, 1 oct (PL) El rey Juan Carlos I de España recibió hoy el alta hospitalaria y abandonó la clínica privada madrileña Quirón, donde hace una semana se sometió a una nueva operación de la cadera izquierda.

Según el parte médico, el monarca fue dado de alta tras completar de forma satisfactoria el postoperatorio de la intervención quirúrgica, en la que se le implantó una prótesis temporal, y conseguir autonomía suficiente para los movimientos cotidianos.

“En las próximas semanas, don Juan Carlos continuará con el tratamiento, las revisiones postoperatorias y el programa de recuperación previsto, en régimen ambulatorio”, precisa el reporte del centro sanitario.

El Rey volvió a pasar por el quirófano el pasado 24 de septiembre, luego de haber sufrido una infección en la prótesis que se le colocó en noviembre de 2012.

En unos dos meses, deberá ser operado de nuevo para que le sea implantada la prótesis definitiva.

De acuerdo con el doctor Miguel Cabanela, cirujano encargado de la operación, Juan Carlos de Borbón podrá caminar sin muletas unas seis semanas después de esa segunda intervención.

La del pasado martes fue la octava intervención quirúrgica del monarca desde mayo de 2010, lo cual revivió las especulaciones de una posible abdicación, contingencia negada por la Corona.

Juan Carlos I, que en los últimos tiempos se ayudaba de unas muletas para caminar, fue operado el 3 de marzo último de una doble hernia discal. Entonces, los médicos vaticinaron que se recuperaría entre dos y seis meses.

En 2012, se sometió a dos intervenciones: en abril se le colocó una prótesis en la cadera derecha después de fracturársela en un polémico viaje de caza a Botswana, y en noviembre se le implantó otra prótesis por problemas de artrosis en la cadera izquierda.

La monarquía española atraviesa una situación delicada por diversos escándalos como la cacería de elefantes del rey en Botswana o la imputación del esposo de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, en un caso de corrupción.

Su controvertido safari a África, que sólo trascendió tras sufrir un accidente, desencadenó una oleada de críticas en diversos sectores de la sociedad, en momentos en que el propio monarca pide sacrificios a sus conciudadanos para salir de la crisis económica.

Los reproches que sucedieron a este costoso viaje obligaron al también jefe de Estado a pedir disculpas públicamente en un hecho sin precedentes.

De acuerdo con diversos sondeos, sólo un 42 por ciento de los españoles avala la forma en que Juan Carlos ejerce sus funciones, frente al 53 por ciento que la desaprueba.

Comentarios con Facebook