Necesaria la inclusión en la Cruzada Nacional contra el Hambre de zonas marginales

SENADO DE LA REPUBLICA 2

Las senadoras Lisbeth Hernández Lecona, Ivonne Liliana Álvarez García, Angélica del Rosario Araujo Lara, Margarita Flores Sánchez, María del Rocío Pineda Gochi y Mely Romero Celis, exhortaron a la Secretaría de Desarrollo Social a incluir en la Cruzada Nacional contra el Hambre a los municipios que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) determine con alta marginalidad.

En la sesión de este día, la propuesta que fue aprobada por el pleno senatorial y presentada por la senadora Lisbeth Hernández Lecona, expone que considerando que en el año en curso el Coneval inicia las mediciones bienales, estamos sujetos a cambios, o bien, puede que persista la extrema pobreza y marginalidad en los municipios de diversos estados.

Por tal motivo, añade la senadora, las políticas transversales que ha diseñado la presente administración deben tomar en cuenta los resultados que realicen los expertos y analistas sobre los temas que aquejan a México, para encaminar sus programas o, en su caso, reencauzar aquellos que ya han sido implementados, a fin de abatir la pobreza.

Con el fin de dar cumplimiento a los principios de la Cruzada Nacional contra el Hambre, partiendo del carácter multianual que tendrán los objetivos de corto, mediano y largo plazo que permitan evaluar logros e identificar oportunidades, y adoptando preceptos de rendición de cuentas, transparencia y responsabilidad, procurando que las cifras no sean las mismas, se presentó la propuesta.

En su exposición, la senadora Hernández Lecona dijo que es lacerante que en pleno siglo XXI existan regiones en el mundo cuyos habitantes carezcan de los satisfactores más elementales, como lo es el contar con alimentos suficientes, contraviniendo a la propia Constitución.

Lamentablemente, detalló, México forma parte de la realidad de muchos países, en donde el número de personas hambrientas o subnutridas sigue siendo inaceptablemente elevado. Actualmente, el número de personas subnutridas asciende a 870 millones, cifra que representa el 12.5 por ciento de la población mundial.

De acuerdo con la FAO, el riesgo de padecer situaciones de hambre, subnutrición y mala alimentación, se hace inminente en zonas rurales de los países pobres o en vías de desarrollo, como es el caso de México, en donde la mayoría de las personas no tienen lo suficiente para comer y las regiones que habitan carecen de servicios como la electricidad o el agua potable y la sanidad pública, la educación, así como los servicios de saneamiento.

Comentarios con Facebook