LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Destacan retos de la planificación económica en Cuba

cuba

La Habana, 16 oct (PL) En Cuba se dan pasos sistemáticos para mejorar la planificación económica, proceso que amplía su alcance con el impulso dado al sector no estatal, afirmó hoy el director de Marxismo del Ministerio de Educación Superior, Ramón Sánchez Noda.

Entrevistado por Prensa Latina durante la celebración en esta capital del Primer Congreso Internacional de Gestión Económica y Desarrollo, el doctor en Ciencias consideró un importante reto el hecho de que, además de planificar el trabajo en las empresas estatales socialistas, se utilicen instrumentos para proyectar el trabajo de sectores no estatales.

Recordó que desde el 2010, año en que el trabajo por cuenta propia recibió un fuerte impulso en el país, aumentó considerablemente el número de personas que ejercen esta forma de empleo y hoy se cuantifican en más de 400 mil, algo que a su juicio también requiere análisis y control, donde “la planificación juega un importante papel”, acotó.

En estos momentos, aseveró, la planificación tiene un mosaico de relaciones más evidente que antes, lo que en términos económicos le llamamos heterogeneidad socioeconómica y ahora el plan tiene que asumir ese proceso como un desafío mucho más riguroso que en períodos anteriores.

Y eso es lo que ahora se está trabajando en base a los Lineamientos de la economía cubana aprobados en el sexto Congreso del Partido Comunista y en el proceso de planificación, con un nuevo ingrediente que cada vez adquiere un significado mayor, que es el funcionamiento del mercado en esas nuevas condiciones, lo cual exige novedades, acotó Sánchez Noda.

A partir de 2014, ejemplificó, la empresa tiene la posibilidad de optar por varios proveedores, lo cual, en su opinión, no significa que con ello haya un aumento de la competitividad, “porque creo que el socialismo no es aumentar la competencia sino el bienestar del pueblo, pero sí da la posibilidad de elegir productos con mayor calidad”, señaló.

También, explicó, estará la posibilidad de planificar utilidades para quedarse con ellas en la empresa para diferentes destinos: aumentar los volúmenes de producción, mejorar las tecnologías y equipamiento, estimular colectivamente a los trabajadores, optimizar la información científica y tecnológica, y capacitar al personal.

Se trata de un plan más descentralizado, destacó, “pero no es una varita mágica, este es un mecanismo funcional que ayuda a que se produzca más, que estimula más, pero si no se produce no se puede distribuir”.

En su opinión hay una voluntad política del Estado cubano dirigida a impulsar y consolidar estos retos de la planificación “que permitan lograr un socialismo próspero y sustentable”.

Pero a la vez, enfatizó, hay que generar un cambio de mentalidad en todos los niveles de la sociedad para que esas proyecciones se hagan realidad y generen transformaciones para tener más socialismo.

Convocado por la Asociación Nacional de Economistas y Contadores, la primera edición del Congreso se desarrolla hasta el jueves en el Palacio de Convenciones de La Habana, con la participación de 800 especialistas de 26 países.

Comentarios con Facebook