San Lázaro debe resguardar obras artísticas, porque son la voz del pueblo: pintor Raúl Navarro

Raúl Navarro
Sus obras se exhiben en el vestíbulo del recinto legislativo

La Cámara de Diputados exhibe la muestra pictórica “Elocuencia del color”, del maestro Raúl Navarro, la cual propone paisajes interiores del alma que se transfiguran en movimientos estéticos donde el color es el tema central.

La exposición que se ubica en el vestíbulo principal del Recinto Legislativo, exhibe 41 cuadros del pintor mexicano donde expresa la diversidad de emociones que enfrenta el ser humano y los plasma en colores frescos, nítidos y armoniosos.

El autor, quien se distingue por su expresionismo abstracto e ilustrativo, señaló que la exposición se centra en colores brillantes, donde destaca el rosa, azul, rojo y amarillo, los cuales, dijo, distinguen a México internacionalmente en obras como las de Rufino Tamayo, que se caracterizan por su trato, combinación y presencia.

“El color que plasmo en los cuadros muestra mis emociones, que varían de acuerdo a mi estado de ánimo y los moldeo en la plástica”, afirmó.

En su obra, Raúl Navarro presenta pinturas al óleo donde se entrevén figuras humanas que van desde la Gioconda hasta guerreros tlatoanis. “Lo importante de las obras es la primera intención, el color y su composición que se unen al ritmo, armonía de las texturas y su preparación”, abundó.

Destacó que actualmente no hay recursos suficientes para impulsar el trabajo de los artistas mexicanos, principalmente los jóvenes, aunado a la falta de espacios, por lo que, resaltó, “el Recinto Legislativo debe ser un lugar donde se resguarden obras, porque es el centro de la expresión del pueblo y las artes son la voz del pueblo”.

Raúl Navarro es por convicción un artista que percibe su representación plástica en el expresionismo abstracto.

Desde su infancia descubrió que su universo de creador está circunscrito al misterio del color, en una superficie donde sólo cabe el impulso intuitivo para configurar plásticamente un mundo interior, con trazos repentinos, en los que cada pincelada es una manifestación de ansiedad liberada.

Navarro se inscribe en una tradición plástica moderna; sabe que la corriente en la que está inscrito busca expresar lo complejo con los propósitos de lo simple. Sus esfuerzos tienen como fin configurar las emociones que lleva dentro, prescindiendo de los estímulos figurativos que lo rodean.

El artista mexicano ha participado en exposiciones colectivas como la Bienal Rufino Tamayo; en la Sala Ollín Yoliztli; el Jardín Borda de Cuernavaca Morelos, y en varios museos de México. Su obra se encuentra en importantes colecciones de nuestro país y del extranjero.

 

Comentarios con Facebook