MÉXICO SIN INFRAESTRUCTURA PARA ENFRENTAR FENÓMENOS AMBIENTALES, COMO LOS HURACANES: SEMARNAT

huracan_guerrero-3
México carece de infraestructura suficiente para emprender acciones de desalojos masivos  de la población en caso de desastres naturales y de sistemas que permitan acelerar el retorno a la normalidad productiva en localidades afectadas por estos fenómenos, como los huracanes, reconocieron autoridades de la Secretaría del Medio Ambiente.
“Tenemos una situación de vulnerabilidad en nuestra infraestructura, o sea donde vivimos, en nuestras carreteras. No tenemos infraestructura suficiente en las zonas de inundaciones para desalojar a la población por completo”, apuntó Rodolfo Lacy Tamayo, subsecretario de Política Ambiental de la Semarnat.
Lo anterior, al participar en el Foro de Procuración de Justicia como Política Pública ante el Cambio Climático, convocado por la presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático, Silvia Guadalupe Garza Galván.
“Por ejemplo en Villahermosa –expuso Rodolfo Lacy-, si ahorita se viviera un huracán como Catrina y se diera la orden de parte de Protección Civil de desalojar la sociedad por completo, veríamos escenas exacerbadas –como en las películas-, de carreteras llenas de autos, de la población tratando de salir, sin lograrlo”.
Además, abundó, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sólo observa aspectos técnicos de transporte, pero no atiende situaciones ambientales en la construcción de carreteras, por lo que estas se cimientan de manera estándar en el norte, centro o sur del país.
En las mesas temáticas, sostuvo que esto se agregan las dificultades para que las poblaciones afectadas, sean ciudades o zonas rurales, puedan retornar  a la normalidad productiva después de desastres naturales, pues no se cuentan con estrategias definidas para que sea acelere la reactivación laboral y comercial.
Bajo estos argumentos, el funcionario de la Semarnat se pronunció porque dentro de la Ley General de Cambio Climático, se incluyan leyes secundarias y reglamentos respecto a nuevas normas ambientales en la construcción de infraestructura, desde las carreteras hasta en lo concerniente a viviendas, lo cual implica esfuerzos como la instalación de paneles solares en zonas de riesgo, la eliminación de construcciones a ras de suelo, así como crear una cultura entre la población para que tome providencias como tener reservas de alimento, entre otras acciones.
En ello, coincidió Gustavo Alanís Ortega, director del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, al advertir que “ la Ley del Cambio Climático, por sí misma, no va a ser suficiente” para que México logre revertir los efectos de la contaminación y enfrentar los fenómenos naturales derivados de la misma.
Lo que se requiere, sostuvo, es una buena coordinación entre el Ejecutivo y Legislativo que permita integrar el tema climático con aspectos vinculados, como el de salud. Agricultura, turismo, etcétera.
Esto permitirá, a su vez, balancear los intereses de crecimiento y generación de empleo, con un plan integral sustentable, con planeación ambiental. “Es un tema de estrategia de Estado  para el mediano y largo plazos”, enfatizó.
Pero sobre todo, puntualizó, es necesario que se refuerce de manera efectiva un plan nacional de evaluación del impacto ambiental, pues sin esto la población de todo el país se mantendrá en gran riesgo de manera constante.
“Parte del problema de lo que sucedió en Acapulco y otros estados del país tienen que ver con la mala implementación del procedimiento de la evaluación del impacto ambiental; si no aprendemos de esta lección,  me parece que no vamos a aprender nunca”, subrayó Alanís Ortega.
En este contexto, solicitó al Senado y a la Semarnat establecer mecanismos para la adaptación de políticas al cambio climático, con la correcta instrumentación de herramientas como los mapas de riesgo, el ordenamiento ecológico del territorio nacional, normas de construcción de infraestructura, protección de recursos naturales como bosques y manglares, entre otros.
En su turno, el titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Francisco Moreno Merino, indicó  que en las acciones de defensa a los recursos naturales se debe aplicar la ley de forma puntual.
“No nos podemos detener ni  amedrentar porque hay una llamada de fulano de tal, o el abogado no sé quién ya intervino, o porque el gobernador… No hay selectividad, hay aplicación de la ley”.
Esto, apuntó, porque el medio ambiente y el cambio climático se encuentra entre los tres principales temas de la humanidad, por lo que se deben asumir con un compromiso auténtico.
En  los planteamientos de los funcionarios de la Semarnat coincidieron especialistas de la UNAM y representantes de organizaciones sociales.

Comentarios con Facebook