Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Texto antiguo hace renacer debate sobre celibato de Jesús de Nazaret

papiro-rhind-calculo-matematicas-egipto

El Cairo, 29 oct (PL) Dos milenios después, el celibato de Jesucristo es tema de debate, aumentado ahora por un papiro recién descubierto en Egipto en el cual el Nazareno se refiere a María Magdalena como “mi esposa”.

La hipótesis fue planteada en un libro de ficción, El Código Da Vinci, del escritor estadounidense Dan Brown , quien llega a decir que tras la crucifixión de Jesús, María Magdalena logró escapar con una hija y llegar a Francia, donde fundó la dinastía real de los carolingios.

El escritor se cuida de aclarar que su obra no pasa de eso, una ficción salida de su mente.

Pero el papiro, que según estudios puede datar del siglo II de la era cristiana, da a entender que Jesús estaba casado, lo que, por un golpe de azar arqueológico, si no convierte a la ficción en realidad, por lo menos la aproxima.

El texto, escrito en griego antiguo, la lengua que hablaban los cristianos primitivos egipcios, fue expuesto, por Karen King, una experta en historia de la cristiandad, en el X Congreso Internacional de Estudios Cópticos, celebrado en Londres.

Con apenas cinco por 10 centímetros, el documento tiene potencial para desatar un vendaval de opiniones encontradas y debates teológicos como para marear a cualquier sobre uno de los dogmas del catolicismo, el celibato obligado de los sacerdotes católicos, a menudo puesto a prueba porque, a la postre, la carne es débil y del pecado original estamos hechos.

Según la traducción, el fragmento dice de manera textual: “Jesús les dijo, mi esposa”.

El asidero para contradecir el sentido de la trunca oración radica en que según la creencia más difundida, con los seguidores primigenios del Cristo viajaban mujeres que se ocupaban de cocinar y atender sus necesidades materiales cotidianas, aunque sin llegar al intercambio carnal.

Vivían en la clandestinidad, enclaustrados en espacios reducidos por las persecuciones de que eran objeto y, como se sabe desde siempre, las relaciones sexuales son una excelente cura para el estrés, aunque en arameo occidental, la lengua del hijo de Dios, no existía una expresión para esa epidemia moderna que son las tensiones síquicas y mucho menos los siquiatras freudianos.

Otro elemento en abono de la tesis de la relación entre Cristo y María de Magdala es que en aquella época era más que inusual que un varón judío de más de 30 años permaneciera soltero, mucho menos siendo el primogénito, que en las culturas orientales es el heredero de los bienes de la familia y del oficio del padre.

Pero las implicaciones del fragmento de papiro egipcio van más allá: los nestorianos podrían resurgir a la palestra a defender su hipótesis de que Cristo era dos personas: una humana, el descendiente de Pedro el carpintero y María, la ama de casa, y otra divina, el hijo de Dios.

Como si fueran pocos los problemas que tiene la humanidad ahora mismo.

Comentarios con Facebook