Izquierda española acusa a Rajoy de sumisión a Estados Unidos

rajoy3_getty_01082013

Madrid, 30 oct (PL) El líder de la coalición española Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, calificó hoy aquí de servil la posición del gobierno conservador de Mariano Rajoy frente al presunto espionaje masivo de Estados Unidos a este país.

En una intervención en el Congreso de los Diputados, Lara lamentó la respuesta complaciente del Ejecutivo ante el escándalo por el rastreo de millones de llamadas telefónicas realizado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés).

El coordinador federal de IU aludió a una información del diario madrileño El Mundo, según el cual la inteligencia estadounidense interceptó más de 60 millones de llamadas entre diciembre de 2012 y enero de este año.

En su edición del pasado lunes, el periódico de corte conservador fundamentó sus revelaciones en parte de los papeles filtrados por el antiguo analista de la NSA Edward Snowden, refugiado en Rusia.

A juicio del máximo dirigente de la tercera fuerza política de España, la reacción del Gobierno frente a lo que consideró un vergonzoso escándalo ha sido tan “templadita”, que parece más bien propia de una relación colonial.

Vaya manera de adulterar el diccionario de la Real Academia de la Lengua, ironizó el dirigente de la coalición de izquierda, tras tachar de muy cínico que a lo que ha sido un espionaje se le denomine recogida de información.

Su administración ha demostrado una absoluta falta de dignidad, y se lo digo sin acritud, reprochó el líder de IU a Rajoy, quien anunció una próxima comparecencia en la Cámara baja del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán.

El mandatario anticipó que Sanz Roldán explicará ante la comisión de Secretos Oficiales del Congreso los detalles sobre el supuesto espionaje de Washington a Madrid y la hipotética colaboración del CNI.

Lara denunció que mientras el Ejecutivo asegura estar ofendido por lo ocurrido, mantiene abiertas las oficinas de la CIA en España y adapta convenios internacionales para que Estados Unidos pueda operar en las bases militares que aún mantiene en esta nación.

Por último, emplazó a la Unión Europea (UE) a acabar con una postura que, según su criterio, es de subordinación total a la Casa Blanca, y exigirle a la potencia norteña una política exterior basada en el respeto al derecho internacional.

“La UE debe acabar con su subordinación total al todo vale con el que los Estados Unidos entienden las relaciones internacionales” y debería dirigirse al presidente norteamericano, Barack Obama, para reclamarle responsabilidades penales, remarcó.

Comentarios con Facebook