Transporte ferroviario español afronta una huelga de 24 horas

tren-españa

Madrid, 31 oct (PL) Los trabajadores del transporte ferroviario español iniciaron hoy una huelga de 24 horas contra la liberalización del sector impulsada por el gobierno, decisión que los sindicatos consideran una privatización encubierta de ese servicio público.

La medida de fuerza es secundada por la Confederación General del Trabajo (CGT) y el Sindicato Ferroviario Intersindical (SFI), en rechazo a la segregación de las empresas públicas Renfe y ADIF en varias sociedades.

Una decisión que los operarios de este vital servicio enmarcan en el inicio de una futura privatización de ambas compañías, además de suponer el despido de muchos de ellos.

En concreto, las movilizaciones, cuyo calendario incluye otras ocho jornadas de paros por tiempo parcial y dos huelgas de 24 horas hasta diciembre próximo, fueron convocadas para protestar por la división de Renfe en cuatro sociedades y de ADIF en otras dos.

De hecho, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ya planteó un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará al dos por ciento de su plantilla.

Por su parte, la Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles (Renfe) ya anunció también su intención de decretar un ERE para 2014 que perjudicará a 300 trabajadores.

El ERE es un procedimiento contemplado en la actual legislación española, mediante el cual una empresa, supuestamente en una mala situación económica, busca obtener autorización para suspender o despedir trabajadores.

Tiene como finalidad obtener de la autoridad laboral competente un permiso para suspender o extinguir las relaciones laborales en un marco en el cual se garantizan ciertos derechos de los asalariados.

Para la entidad estatal, se trata de una medida destinada a “dinamizar el proceso de liberalización y la apertura a la competencia del sector ferroviario”.

Sin embargo, para los gremios supone un aumento de la descoordinación entre el gestor y los operadores ferroviarios, que sólo influirá negativamente en la calidad y en la seguridad del servicio, denunciaron en uno de los folletos informativos de su protesta.

El Ministerio de Fomento estableció unos servicios mínimos que oscilan entre el 50 y el 75 por ciento para los días de paro convocados por la CGT y el SFI, organizaciones minoritarias dentro del sector.

Las siguientes huelgas de 24 horas están previstas para el 5 y 20 de diciembre, mientras el resto de jornadas de paros de dos horas se efectuarán todos los lunes y viernes durante el mes de noviembre, a excepción del festivo de Todos los Santos de mañana.

Con el objetivo de incrementar el número de operadores, el gobierno conservador de Mariano Rajoy aprobó la liberalización del transporte ferroviario nacional de viajeros a partir del 31 de julio de este año.

A juicio de las centrales obreras, los planes del Ejecutivo español ponen en peligro miles de puestos de trabajo y empeorarán esta prestación, al tiempo que consideran que la liberalización del sector representa una privatización encubierta.

Comentarios con Facebook