LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Defiende Obama incumplida promesa de cierre de cárcel en Guantánamo

obama

Washington, 4 nov (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró hoy el supuesto compromiso de su administración con el cierre del centro de detenciones ubicado en la base naval de Guantánamo, sur de Cuba.

La clausura de la cárcel en el territorio que Washington mantiene en contra de la voluntad del pueblo cubano, constituye una de las promesas electorales incumplidas que ayudaron a llegar a la Casa Blanca en 2009 al primer presidente negro en la historia de Estados Unidos.

Obama aseguró entonces que, de llegar a la presidencia, ordenaría el cierre de la prisión en un plazo de 12 meses.

Según el sitio digital de la sede del Ejecutivo, el mandatario alegó la voluntad de cerrar el reclusorio al reunirse este lunes con Cliff Sloan y Paul Lewis, enviados especiales designados por los Departamentos de Estado y Defensa, respectivamente, para acometer dicha actividad.

En mayo último, el mandatario anunció nuevas medidas para acelerar el cierre de Guantánamo, como el inicio del traspaso de detenidos a Yemen y la designación de enviados especiales de Defensa y Estado para la transferencia de reclusos a terceros países.

Estados Unidos abrió en 2002 la prisión en la base naval en el sureste de Cuba para encerrar a sospechosos de terrorismo, mantenidos en un limbo legal al margen de las leyes norteamericanas, sin cargos concretos en su contra.

Bajo el pretexto de que la base naval de Guantánamo está fuera de la jurisdicción norteamericana, Washington utiliza ese enclave para acciones ocultas, afirmó recientemente el investigador estadounidense Jonathan Hansen.

Al intervenir en La Habana en el taller por los 110 años de esa instalación, el académico de la Universidad de Harvard indicó que en la base se ejecutan actos prohibidos en las leyes de Estados Unidos, cuyo Gobierno cita la extraterritorialidad del enclave para mantener la prisión de su alegada guerra contra el terrorismo.

El relator de la ONU contra la Tortura, Juan Méndez, manifestó por su parte la preocupación por la detención indefinida allí de muchos prisioneros, hecho que calificó de “trato cruel, inhumano y degradante de por sí”.

Méndez también manifestó inquietud por la negativa del Departamento de Defensa a permitir cualquier visita independiente de organismos internacionales al centro penintenciario, catalogado como un agujero en materia de respeto a los derechos humanos.

Cuba considera la base como una violación a su soberanía e integridad territorial.

El gobierno de Estados Unidos tomó posesión de ese territorio cubano en 1903, en virtud de la imposición a la isla de una enmienda constitucional como condición para concederle la independencia formal, tras la retirada de las autoridades coloniales españolas.

Comentarios con Facebook