Autoridad japonesa valora operaciones en Fukushima

Mar Fukushima

Tokio, 19 nov (PL) El director del Instituto de Investigación de Energía Atómica de la Universidad nipona de Kinki, Tetsuo Ito, consideró hoy de alto riesgo las operaciones de extraer combustible nuclear en la dañada central de Fukushima Uno.

Aunque el traslado de material fisionable constituye una faena habitual en cualquier usina electroatómica, Ito apunta que no hay peligro, siempre y cuando las barras de material estén intactas, que no es el caso de la mencionada.

Al parecer hay muchas barras de combustible dañadas o fundidas, afirma el especialista, lo cual constituye un gran reto, en tanto que trasladarlas a lugar seguro nunca se ha llevado a cabo.

El material se coloca en palés o cajas de forma ordenada mediante izaje de grúas controladas por computadora, otro peligro latente, pues el terremoto y posterior tsunami que dañó a Fukushima (en marzo de 2011) debe haber descompuesto la forma original de almacenaje, asegura el experto.

De tal manera que la manipulación del combustible debe realizarse, precisó Ito, con el mayor rigor posible, en especial estrecha vigilancia para evitar un errores humanos.

Las barras de combustible nuclear permanecen en los edificios de los reactores 1, 2 y 3 que sufrieron fusiones, por lo tanto hay radiactividad y se teme por una contaminación de los operarios, quienes no pueden exponerse a las emanaciones de determinado nivel e incluso requieren de un recambio durante el proceso.

La escasez de trabajadores especializados, según el profesor, resulta otro de los desafíos para la transferencia del material fisionable, luego que no pueden exponerse durante largos periodos a radiaciones de determinado nivel y en caso de que ocurra, se deben someter a tratamiento de descontaminación.

El inicio de las operaciones en Fukushima, acometido por la Compañía de Electricidad de Tokio, es el primer paso hacia el desmantelamiento total de los reactores nucleares damnificados.

Comentarios con Facebook