Desafío

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*Vendimias Políticas

*La “Segunda Vuelta”

*¿Gobernación?, ¡NO!

Corría el año de 2005, cuando comenzaba el supuesto declive de los fox; supuesto, insisto, porque en ninguna otra época había sido más favorecido un ex mandatario mexicano a quien se permitió, con cargo al erario, construir su templo faraónico y aún hoy se jacta de recibir en el mismo a personalidades universales –incluyendo al espiritual Dalai Lama que tanto enfurece al gobierno chino porque se muestra indomable ante la ocupación del Tibet-, como si la agenda de los mismos incluyeran como gran atractivo el encuentro. ¿Creerán que tiene aún poder suficiente para competir con el presidencial?¿De ser así, de dónde emana considerando que sus heredades actuales se edificaron sobre los escombros del mayor laboratorio de cocaína descubierto en nuestro país?

Ese año lo viví en San Miguel de Allende alternándome con frecuentes visitas a Ciudad Juárez para escribir el libro que exhibió los tres dramas de la urbe planteando los camuflajes, las mentiras oficiales y la grotesca paranoia de las autoridades de los tres niveles de gobierno. (Por cierto, este trabajo fue cercenado, reducido en cien páginas, por caprichos y tecnicismos de Editorial Océano, ahora convertida en la punta de lanza para la reconquista cultural de la nueva Mesoamérica). Y fue en este entorno, de idas y vueltas permanentes hacia el norte y la capital del país, cuando el alcalde de San Miguel, entonces Luis Alberto Villarreal García, me confió un escenario pidiéndome confidencialidad… que ahora rompo por cuanto han pasado ya ocho años y el contexto obliga a citarlo.

Fue el caso de que la llamada “casa presidencial” sita en la colonial urbe en donde el maestro albañil, Seferino Gutiérrez, construyó la parroquia guiándose por las postales que reflejaban la grandilocuencia de las catedrales alemanas –la de Colonia, sobre todo-, en dónde sólo se hospedan los mandatarios y visitantes ilustres, se ocupó por los miembros de la familia Sahagún-Bribiesca, los hijos de Marta, la de las “muchas faldas”, aspirantes a consolidar sus propias fortunas antes del finiquito sexenal inevitable. Y para ello citaron a varios alcalde de la dividida Guanajuato –por igual, liberales y conservadores en la larga cruzada histórica-, con el propósito de hacerles una propuesta casi ineludible:

–Sabemos –expresó “Manuelito”, el mayor-, las necesidades d tu municipio y estamos aquí ara resolverlas. Tú pide y nosotros gestionamos lo necesario bajo una sola condición: que sea nuestras constructoras las que realicen las obras además de una justa compensación por nuestra tareas de gestores. ¿Le entran?

El dinero no lo pondrían ellos; pero servirían como los camuflados lavadores de egresos oficiales justificados pese a los sobreprecios evidentes. Así fue cómo actuaron los “bisoños” y ambiciosos juniors crecidos y formados en Celaya, la tierra de su padre Manuel Bribiesca, a quien se consideró oficialmente un “patán” por instrucciones de los operadores de aquella Presidencia y su primera dama insondable y en ejercicio real de la Primera Magistratura ante las depresiones frecuentes de vicente –en minúsculas, por traidor a la democracia y al cambio prometido-. Con ello, por supuesto, no sólo los herederos, adquirentes de los autobuses Estrella Blanca –como la Navideña debajo de la cual se ocultan no pocos facinerosos mercenarios-, sino la entonces familia presidencial quedarían blindados económicamente por varias generaciones. Una derecha ad hoc.

Según me explicó Villarreal García, como alcalde sanmiguelense rechazó, como pudo, la oferta. No obstante, debemos subrayar, que gracias a la cercanía con los fox, sobre todo con la madre del mandatario, Doña Mercedes, quien no perdonó a la pareja entronizada ni en el lecho de muerte por tantos desaires recibidos gracias a los celos infernales de Martita, había logrado Luis Alberto conservar su estatus político incluso para aspirar a la gubernatura de Guanajuato… aunque no pudo vencer las inercias que encumbraron a Juan Manuel Oliva Ramírez; y, a partir de entonces, éste es el dueño del terreno, el cacique para decirlo en palabras directas, al más puro estilo de los caudillos golpistas de la posrevolución. Los conservadores aprendieron sólo los defectos, lo malo, de sus antagonistas históricos.

Viene todo ello a colación como consecuencia de las tremendas acusaciones publicitadas contra Villareal –en un medio de los mal llamados “nacionales” y con claras tendencias a favorecer a los mejores postores como ha demostrado en los años recientes, sobre todo en los casos de gobernadores y políticos que no son encuadrados por ellos-, actualmente coordinador de los diputados panistas como una especie de consolación para posibilitar la extensión del cacicazgo guanajuatense que ejerce el ex gobernador Oliva a través del actual mandatario estatal Miguel Máqruez Márquez, en el sentido de que “copetea” a los alcaldes, no sólo de su entidad natal, para con ello gestionar las inversiones necesarias y participaciones de ley a favor de los mismos con las consiguientes comisiones –de hasta un veinticinco por cierto de acuerdo a los señalamientos de personajes del PAN soliviantados y aglutinados en la sociedad “Panistas por México”-, extralegales y, por ende, amorales.

Villarreal, claro, se ha defendido aduciendo que toda la trama es una infamia. En el fondo pervive el interés político por anularlo para el futuro inmediato, propósito casi logrado por el desprestigio y la descalificación que ya tiene encima y aun en el caso de solventar su defensa correctamente. Pero, igualmente, exhibe una convivencia de la clase política basada en la suciedad, el descrito y la corrupción… sin diferencias de partido –no son ajenos a las mecánicas ni perredistas ni, mucho menos, priístas-, ni de administraciones sexenales.

De hecho, el ex gobernador de Baja California –fue el primero de la “oposición” en el México de carlos salinas en 1989-, Ernesto Ruffo Appel, quien fue acusado en su momento por posibles vínculos con el narcotráfico, señala por el mismo pecado, el digamos “encaje” legislativo como parte de las prerrogativas toleradas, al coordinador de los priístas en la Cámara Baja, el muy experimentado Manlio Fabio Beltrones Rivera, ex gobernador de Sonora –lo fue igualmente bajo la férula de salinas y durante el episodio del magnicidio contra su paisano, Luis Donaldo Colosio, todavía sin resolver a plenitud-. Esto es, el mal no es sectario para aliviar a los miembros del PAN asfixiados por la corrupción. ¡Menos mal, dirán los farsantes!

Entre el grupo acusador, por cierto, figura la ex candidata presidencial panista, Josefina Vázquez Mota, quien no ha explicado si fue maniatada por el régimen de calderón o víctima de una estrategia concebida por éste a través del catalán Antonio Solá Recquer quien, para colmo, determinó para ella un destino incierto incluso en las alcobas. (Léase “Despeñadero”, de mi autoría, y todavía vigente en las librerías a diferencia de la mayor parte de mis obras retiradas del mercado por órdenes de las editoras hispanas con dominio del mismo, Océano y Random House Modadori-Grijalbo. Pago el costo por la libertad con el mayor gusto y dignidad).

Habrá muchos dimes y diretes como se acostumbra con el propósito distractor de la “nueva” clase política aunque algunos integrantes, como Beltrones y el yucateco emilio gamboa –acusado por pederasta y coordinador de los senadores del PRI- rebasen ya los sesenta y un años. Se hacen viejos sin remedio y aún así aspiran a una nueva oportunidad… como sucede, en el PRD, con el casi octogenario Cuauhtémoc Cárdenas, el represor Pablo Salazar Mendiguchía y el ex gobernador michoacano, Leonel Godoy Rangel en cuyo mandato se disparó la guerra de los narcos con discurso social. ¿Sólo casualidades? Me temo mucho que las coincidencias son, precisamente, el hilo conductor de la historia.

Por cierto, Beltrones, de nuevo señalado, ha salido con éxito de dos acusaciones escandalosas previas: cuando dejó el gobierno de Sonora, en septiembre de 1997, optó por defenderse de las acusaciones que se le hicieron como posible enclave del narcotráfico; después, como senador en la Legislatura anterior a la actual, se vio envuelto en el escándalo del espionaje perpetrado por el CISEN bajo las órdenes de Guillermo Valdés Castellanos –autor de “Historia del Narcotráfico en México”-, en 2008. En sendas ocasiones se defendió como gato boca arriba. Y es lógico que ahora haga lo mismo; y así debiera proceder Villarreal para tener no sólo la conciencia tranquila sino su precario prestigio a salvo.

Y a todas éstas, ¿nada se hará contra quienes alimentan conductas ilícitas, como el citado Valdés Castellanos o su inspirador, Genaro García Luna?¿Qué hay detrás de la impunidad que cobija, ahora más que nunca, a los predecesores del presidente Peña Nieto en franco “despeñadero”?

Debate

Si algo reconocemos a calderón es haber enviado una iniciativa de reforma electoral que contemplaba, entre diez puntos relevantes, la realización de segundas vueltas electorales para definir así el sentido de la voluntad mayoritaria con sólo dos competidores finales por las gubernaturas y la presidencia de la República. (Otros puntos, como las candidaturas independientes, duermen como Morfeo en los archivos; y alguna más, como la reelección directa de los legisladores, consolidando con ello la permanencia continuista y generadora de crispación social, parecen vivas. Esto es lo malo pasa, lo bueno se olvida, para explicarlo en términos coloquiales).

Por desgracia, nuestra incipiente y traicionada democracia es víctima aún de los más arteros goles bajos. Si observamos el espejo de Chile, sabremos hasta que punto vamos con retraso en la búsqueda de una conciencia nacional menos dependiente de los usos facciosos, las conductas incondicionales y la marginación real de una mayoría silente que NO se observa representada por NINGUNA de las fuerzas políticas con registro ni siquiera por las nuevas opciones en formación.

En la nación sudamericana habrán de disputarse la Primera Magistratura, Michelle Bachelet, quien ya ocupó la presidencia entre 2006 y 2010 lo que no es del todo sano según nuestro criterio, y Evelyn Matthei, hija de un general de alto rango quien mantuvo al padre de la primera bajo arresto –durante el cual fue brutalmente torturado hasta su muerte-, en su condición de director de la pinochetista Academia de Guerra Aérea. Políticamente, la señora Bachelet y su familia han deslindado de responsabilidad al general Fernando Matthei; pero tal no es el fondo de la controversia.

También en Chile la lucha permanece entre los adoradores de la dictadura –en cuanto a que generó riqueza para quienes habían sido blancos del socialista Salvador Allende por acapara tierras y bienes- y cuantos no desean la marcha hacia atrás y mantienen su fe en quien fue también torturada durante la brutal dictadura militar iniciada el 11 de septiembre de 1973. El mismo fondo con diferentes matices y circunstancias.

¿No confirma lo anterior que, antes de iniciar el andar hacia la verdadera y acaso utópica democracia es menester una revisión histórica a fondo para poner a cada quien, y a los herederos de los antiguos caudillos y traidores, en su lugar?

La Anécdota

Me encontré, por casualidad, a Manlio Fabio Beltrones hace unos días en la zona de Polanco. Nos saludamos, como siempre: con cortesía y consideración. Y en ese contexto le espetamos:

–¿Para cuándo programas tu llegada a Gobernación?

–¡No, hombre! Me la tienen muy manoseada… con eso de que las policías ya están a su cargo como cuando la Dirección Federal de Seguridad.

–Pues fácil –replicamos-; el Legislativo se ha tardado en crear la Gendarmería Nacional sacándola del contexto de la política interior…

Beltrones torció el rostro, sonrió y se despidió.

– – – – – – – – – – – – – – – – –

WEB: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

NO ES PARA ASUTARSE, PERO SÍ PARA QUE CONSIDEREMOS EL ASUNTO. EN VARIAS CONFERENCIAS ME HE ATREVIDO A PREGUNTAR SI LOS OYENTES PREFIEREN RETORNAR A UNA DICTADURA, POR EJEMPLO AL PORFIRIATO, CON TAL DE CONTAR CON PAZ –LA DE “LOS SEPULCROS” COMO DECÍAN ENTONCES-, ORDEN Y SEGURIDAD, AUNQUE DISMINUYERAN O CESARAN LAS LIBERTADES POLÍTICAS. NO QUIERO HABLAR DE PORCENTAJES, POR AHORA; PERO, CONTRA LO QUE PUDIERA ESPERARSE, SON MÁS QUIENES SE INCLINAN POR LA AFIRMATIVA. ¿DE VERDAD ESO QUEREMOS POR EL HASTÍO DE LA CORRUPCIÓN BAJO UNA SUPUESTA DEMOCRACIA QUE NO ES SINO UNA ARISTOCRACIA SIMULADA? VALDRÍA LA PENA DARLE UNA VERDADERA OPORTUNIDAD AL GOBIERNO DEL Y PARA EL PUEBLO.

Comentarios con Facebook