Edward Snowden elegido Persona del Año por diario The Guardian

snowden-4e9ea772b29920f0faef7336b464de58494e6733-s6-c30

Londres, 9 dic (PL) El exanalista de la seguridad estadounidense Edward Snowden, un joven que saltó del anonimato a la popularidad tras revelar programas secretos de espionaje de Washington, fue elegido Persona del Año por el periódico británico The Guardian.

El norteamericano, actualmente asilado en Rusia, obtuvo amplia mayoría entre los dos mil usuarios consultados, pues logró el respaldo de mil 445 personas.

Detrás de Snowden quedaron otros candidatos como el papa Francisco, con 153 votos o el bloguero antipobreza Jack Munroe (144 votos).

Al anunciar el resultado, The Guardian destacó los hechos que lanzaron a Snowden a la popularidad, luego de ser un completo desconocido en los primeros meses de 2013.

En este sentido, indicó que desde junio el ganador ha puesto al descubierto alrededor de 200 mil archivos sobre la naturaleza extensa e intrusa del espionaje mediante las comunicaciones telefónicas y de Internet practicado por Estados Unidos y sus aliados occidentales, principalmente el Reino Unido.

The Guardian también señala que la persona elegida es por segunda vez consecutiva un norteamericano, puesto que en 2012 el seleccionado fue el soldado Bradley Manning, quien filtró a Wikileaks documentos secretos.

Las informaciones reveladas por Snowden han provocado revuelo internacional en la segunda mitad de 2013, pues muestran cómo Washington, con la colaboración de Londres, espía a millones de personas, a instituciones y a gobiernos por todo el planeta.

En consecuencia, múltiples han sido las críticas expresadas por diversas instancias, lo que incluye personalidades de la sociedad civil, grupos u organizaciones de derechos humanos, presidentes de países y representantes de organismos internacionales.

Los gobiernos acusados, por su parte, justifican la vigilancia masiva basados en la necesidad de preservar la seguridad nacional ante amenazas terroristas.

Del otro lado, las manifestaciones de rechazo cuestionan la legalidad de esas acciones, pues las dimensiones de los programas de intervención electrónica vulneran el derecho a la privacidad.

Comentarios con Facebook