Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Condenado a prisión en Francia fabricante de prótesis dañinas

jean-claude-mas-koenig-der-brust-implantate-41-46450590

París, 10 dic (PL) El tribunal correccional de Marsella condenó hoy a cuatro años de prisión y una multa de 75 mil euros a Jean-Claude Mas, fundador de una fábrica francesa de prótesis mamarias que causaron daños a miles de mujeres.

La corte de esa ciudad sancionó a Mas por estafa y engaño agravado y le prohibió definitivamente ejercer una actividad profesional ligada con el sector sanitario.

Los magistrados reconocieron el carácter peligroso para la salud de los productos de la sociedad Poly Implant Próthese (PIP), que utilizaba un gel de uso industrial y no médico para su confección, con lo cual obtenía ganancias de hasta un millón de euros anuales.

En este mismo proceso el tribunal condenó a tres años de cárcel, con dos exentos de cumplimiento, al exdirector financiero de la firma Claude Couty, así como a penas de dos años, con uno fuera de prisión, a Hannelore Font, directora de calidad, y a Loic Gossad, encargado de la producción.

Con más de siete mil mujeres demandantes, este es uno de los mayores escándalos de su tipo registrados aquí en los últimos años.

La PIP fue fundada en 1991 en la Costa Azul francesa y llegó a convertirse en el cuarto fabricante de prótesis mamarias a nivel mundial.

Estos artefactos fueron comercializados en unos 60 países y, de acuerdo con los más recientes cálculos, alrededor de 300 mil mujeres son portadoras en la actualidad.

Durante 2010 los productos de la PIP fueron retirados del mercado tras detectarse que presentaban el doble de rupturas que otros de su tipo y provocaban irritación de los tejidos y dolor.

En Francia más de 17 mil mujeres se sometieron a intervenciones quirúrgicas para retirarse los implantes, después de que las autoridades recomendaran a las portadoras quitárselos con carácter preventivo.

Según la Agencia de los Medicamentos y Productos de la Salud, en total fueron extraídas 29 mil 777 prótesis y de ellas siete mil 540 estaban defectuosas.

Las anomalías más frecuentes detectadas fueron las roturas, con cuatro mil 599 casos, seguido de la transpiración de un gel no homologado a través de la envoltura, lo cual provocó reacciones inflamatorias.

Dentro de las portadoras 74 presentaron cáncer de seno, si bien la agencia sanitaria advirtió que la enfermedad no está directamente relacionada con las prótesis.

Comentarios con Facebook