Avanzan diálogos Irán-OIEA, anuncian nueva cita para enero

Organizaton_of_American_States

Viena, 11 dic (PL) Las conversaciones entre Irán y el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre el programa nuclear del primero avanzan según lo planeado, precisaron hoy las partes, que además anunciaron una cita para el 21 de enero en Teherán.

Al finalizar una reunión conjunta en esta capital, el director adjunto del OIEA, Tero Varjoranta, informó que comenzaron a debatir los próximos pasos prácticos de cara a la implementación del acuerdo de cooperación entre ambas partes.

Sobre la primera medida cumplida por Irán, referida a una visita del OIEA a la planta de agua pesada de Arak, Varjoranta señaló que el viaje cumplió todos los objetivos técnicos trazados.

Comentó asimismo que se abordó una visita del OEIA a una mina de uranio en Gachin, sur de Irán, la cual deberá acontecer antes del 11 de febrero.

El embajador de Irán ante ese organismo de Naciones Unidas, Reza Najafi, consideró muy provechoso el encuentro de hoy, y agregó que en enero conciliarán las acciones de la siguiente fase.

Las conversaciones técnicas entre Irán y el OIEA acontecen en medio de una nueva ronda de diálogos sobre el tema nuclear, iniciada el lunes último entre el país persa y el llamado grupo 5+1, integrado por Estados Unidos, Rusia, Francia, China, Reino Unido y Alemania.

El 24 de noviembre el gobierno de Teherán llegó a una conciliación temporal con ese grupo referida a su proyecto nuclear, el cual ha originado tensiones en los últimos años. Mientras el gobierno iraní defiende el carácter pacífico de su programa de desarrollo nuclear, potencias occidentales lo acusan de usarlo con fines militares y en consecuencia, le han impuesto numerosas sanciones.

Ahora, como parte del acuerdo -de seis meses- Irán deberá reducir el alcance de su plan con acciones como limitar el enriquecimiento de uranio, frenar el avance de su capacidad tecnológica para esta actividad y desmantelar una parte de la infraestructura utilizada para ello.

Por su parte, las potencias occidentales se comprometen a levantar varias sanciones referidas al oro y los metales preciosos, al sector automovilístico y a las exportaciones petroquímicas, en total por un valor de siete mil millones de dólares.

No obstante, en el pacto se deja claro el derecho iraní a mantener su proyecto nuclear, tal como establece el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, siempre que cumpla con las obligaciones contenidas en él.

Comentarios con Facebook