NO BASTA CON UNA SOLA

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

El aumento al mundo del plástico en sustitución del dinero en papel  y moneda va más en su incremento para alinearnos a la modernidad. El método de pago de los asalariados que anteriormente se les entregaba en efectivo en el conocido sobre de nómina de papel canela, fue sustituido por cheques y posteriormente con las tarjetas de plástico para nómina en donde las largas filas en los cajeros automáticos se multiplican y se amontonan con la de los pensionados porque también para ellos se le sistematizó su pago.

La delincuencia tampoco se queda atrás, pues también va avanzando junto con la modernidad y si antes el robo era a plena calle ahora lo hacen de manera cibernética o la clonación de todos estos instrumentos de pago mediante cualquier presentación de plástico como una tarjeta de servicio departamental, crédito, nómina, etc., creando un dolor de cabeza ante este tipo pero ni tan nueva manera de cometer fraudes y vaciar los estados de cuenta de cualquier persona o agotando la línea crediticia del sujeto.

Pero para éste tipo de crímenes o irregularidades financieras son problemas que lamentablemente no pueden ser atendidos ala Procuraduría Federaldel Consumidor, como tampoco los defraudantes compañías aseguradoras, sino todos éstos son atendidos porla Comisión Nacionalparala Proteccióny Defensa de los Usuarios de Servicio Financieros (CONDUSEF).

Aunque es inverosímil que  suene para una población de 2 millones 748 mil 391 habitantes en Coahuila, según el último censo realizado por el INEGI en el 2010 solamente existe una oficina central de CONDUSEF en el municipio de Torreón y un módulo de atención en la ciudad de Saltillo del cual salieron de vacaciones desde el 18 de diciembre y que debieron haber reanudado hace tres días pero al parecer se les quedaron pegadas las cobijas porque a la fecha no hay quien atienda y por consiguiente no hay manera de la recepción de quejas.

Esto ha sido causa de mucha molestia no solo para los saltillenses sino para aquellos ciudadanos de otros municipios cercanos a la capital de Coahuila que viajan inútilmente ya que en teoría una vez a la semana viajan a este módulo que amablemente les presta dentro de las oficinas dela CANACO Saltillopero hay semanas que pasan y nadie se encuentra atendiendo las quejas de todas aquellas instituciones financieras y seguros regulados porla CONDUSEF.

Ni en la ciudad de México en las oficinas centrales están enterados de la situación y mucho menos el Delegado de Coahuila dela Comisión Nacionalparala Proteccióny Defensa de los Usuarios de Servicio Financieros,  Roberto Carlos López García, que por su actuar no le importan los quejosos coahuilenses de servicios financieros que tienen problemas con las tarjetas de crédito, compañías de seguros y asesores financieros.

Hace años existía un módulo de CONDUSEF en las oficinas de PROFECO Saltillo, en donde se le daba orientación o reclamación contra las instituciones financieras o se tramitaba desde cobros indebidos en las tarjetas de crédito, consultas a Buró de Crédito, información sobre en qué Afores se encontraban los recursos del fondo para el retiro, entre otros, que recibíala Comisión Nacionalparala Proteccióny Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros.

 

 

Cuando la oficina se tenía en la capital del estado el tiempo de respuesta era más corto, sin embargo,  ahora la información se lleva a la delegación en Torreón en el caso que alguien asistiera y a partir de ahí se tarda en un plazo de hasta tres meses para cuando el usuario recibe la contestación a sus demanda sin tomar en cuenta la espera de haber cuando se les quita la hueva de enviar a alguien de Torreón al módulo de atención ubicado enla CANACOde Saltillo.

Se han presentado proyectos al Gobierno del Estado para ver la posibilidad de que concrete un acuerdo con la federación para que permita nuevamente la instalación de la oficina en ese municipio, empero, la nula participación del Gobierno Federal no permite que prospere los acuerdos.

Todo tiene su historia y ésta no es la excepción CONDUSEF  se crea en abril de 1999, fecha que se autoriza la ley que da origen ala Comisión Nacionalparala Proteccióny Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y a finales de ese año se instalan las oficinas para dar atención en Torreón porque ahí estaba las oficinas dela Comisión NacionalBancaria y de Valores.

La CONDUSEF  nace a partir dela CONSAR(Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro) yla Comisión Nacionalde Seguros y Finanzas, las áreas de atención de esas comisiones se suman y se creala Comisión Nacionalparala Proteccióny Defensa de los usuarios de Servicios Financieros.

Empieza a operar en Torreón y a finales del 2001 se logra un convenio de colaboración con  el Gobierno del Estado, de manera que la delegación se traslada a la capital de  Coahuila y se conserva la oficina en Torreón como subdelegación, los gastos originados por la delegación en Saltillo prácticamente los asumía Gobierno del Estado a través dela Secretaríade Finanzas.

Operó alrededor de dos años y medio, en el 2003 por alguna situación no se continúa con ese convenio de colaboración yla CONDUSEFya no cuenta con recursos propios para mantener la oficina, por lo que ese año la delegación  se vuelve a trasladar a Torreón.

Posteriormente se logra un convenio para que se trabajara continuamente en las oficinas de PROFECO  Saltillo, durante seis meses en un módulo prestado porla Procuraduría Federaldel Consumidor, pero después se abandona el servicio permanente regresando nuevamente ala Comarca Lagunerabrindando únicamente el servicio los viernes de cada 15 días enla CANACOde Saltillo situación que desconoce el Delegado de Coahuila, Roberto Carlos López García, ya que como cualquier negocio a control remoto no vale más que pura madre.

Los ciudadanos dela Región Surestese merecen tener una oficina formal y que sea factible agotar el procedimiento de CONDUSEF, es decir, que no baste nada más como una oficina de recepción, porque hay asuntos que ameritan se desahogue alguna audiencia de conciliación y prácticamente se ven obligados los reclamantes a trasladarse a Torreón o Monterrey para una población arriba de los dos millones de pobladores.  (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook