India hace regresar a diplomática ultrajada en EE.UU.

devyani-india

Nueva Delhi, 10 ene (PL) La India rechazó un pedido de Estados Unidos de despojar de inmunidad diplomática a su excónsul general en Nueva York, Devyani Khobragade, y la llamó de vuelta para impedir que fuera procesada judicialmente.

Al partir hacia la India, Khobragade reiteró su inocencia sobre los cargos presentados en su contra, señaló hoy aquí en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores. La nota no especifica la fecha de llegada de la funcionaria.

Un fiscal neoyorquino acusa a Khobragade de fraude en el visado a su doméstica, también india, y de pagarle menos que el salario mínimo en Estados Unidos.

Para dotarla de inmunidad diplomática total y evitar que fuera procesada, la India la trasladó a su embajada permanente en la ONU con la venia de Washington, pero después las autoridades norteamericanas le pidieron que renunciara a ese estatus y se presentara ante los tribunales.

El manejo del caso por Estados Unidos ha causado una gran indignación en la nación surasiática, pues fue detenida en plena vía pública y recluida en una celda junto a delincuentes comunes.

En carta a su cancillería, la mujer, de 39 años, refirió que en determinado momento también la obligaron a desnudarse y que había sido sometida a un abusivo registro corporal.

Después de declararse inocente y de pagar una fianza de 250 mil dólares, fue dejada en libertad, pero quedó a disposición de la justicia.

Nueva Delhi elevó una inmediata protesta y miles de ciudadanos indios comenzaron a manifestarse ante las misiones diplomáticas de Estados Unidos.

Ante la negativa de Washington de liberar de cargos a Khobragade y de excusarse por los ultrajes a que la ha sometido, la India retiró las credenciales al personal consular estadounidense e investiga el estatus, los salarios y el pago de impuestos por parte de otros norteamericanos radicados en el país.

También pidió a la embajada de Estados Unidos cerrar el club existente dentro de su sede, que cuenta con un bar, una piscina y un gimnasio frecuentados por ciudadanos de otros países, por considerarlo una violación de la Convención de Viena.

Adicionalmente, instruyó a la policía tratar con rigor cualquier violación de las leyes de tránsito por parte de los vehículos de la legación.

La India alega que tales medidas no son represalias por el caso Khobragade, sino un “tratamiento equivalente” al que reciben sus diplomáticos en Estados Unidos.

 

Comentarios con Facebook