LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Escándalo y proceso electoral movieron a El Salvador esta semana

elecciones

San Salvador, 11 ene (PL) El proceso electoral y el escándalo por el manejo indebido que hizo el expresidente Francisco Flores (1999-2004) de recursos millonarios donados por Taiwán durante su mandato fueron los temas de más alcance esta semana en El Salvador.

El martes último, el exgobernante fue interrogado por una comisión especial, creada por la Asamblea Legislativa para investigar el destino de 10 millones de dólares que fueron concedidos al país durante gobierno de Flores.

El expresidente admitió haber solicitados esos fondos, incluso más, de manera personal y recibirlos también a su nombre.

Sin embargo, las declaraciones del exmandatario por el partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), lejos de aclarar el manejo del dinero, resultaron tan carentes de argumentos y dejaron tantas dudas que fueron calificadas de “una especie de confesión extrajudicial”, por el presidente, Mauricio Funes.

Flores, entre otras explicaciones, dijo que él personalmente gestionó fondos para enfrentar a las pandillas, el narcotráfico, y paliar los estragos de los damnificados de los terremotos del 2001 y los del huracán Mitch.

Aseguró que los cheques llegaron a su nombre y que entregaba el presupuesto “en costalitos” a alcaldes y otros funcionarios, así como a organizaciones no gubernamentales en sus manos para que hicieran uso de él para los objetivos que fueron solicitados los donativos.

La investigación comienza luego de que se conociera una información proveniente del Departamento de Tesorería de la Red de Lucha contra Crímenes Financieros del Departamento del Tesoro, de Estados Unidos.

Dicho reporte, revelado por el presidente Funes, a fines del pasado año refleja que Taiwan emitió tres cheques desde su banco de Nueva York al banco Cuscatlán de Costa Rica y que éstos fueron emitidos a nombre del expresidente Flores supuestamente para financiar las actividades del Instituto Libertad y Progreso.

Lo cierto es que sobre Flores pesa una investigación de la Fiscalía General de la República, la cual le solicitó a la comisión especial toda la información recabada, los audios y videos de esa sesión con Flores, así como con la de otros funcionarios de su gobierno que fueron inquiridos.

En medio de este escándalo que por primera vez sienta en El Salvador a un expresidente en el banquillo de los acusados por corrupción, sigue la marcha de la campaña electoral con miras a los comicios del 2 de febrero.

Al final de la semana, una nueva encuesta de Data Research coloca con mayores intenciones de voto al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Para analistas, la aplicación de programas en ámbitos como la salud, educación, agricultura, y varios más que han mejorado numerosos índices sociales, como la disminución de la pobreza, crecimiento de la producción de granos básicos, entre otros, ha mantenido al FMLN en la preferencia electoral.

Además de ello, la campaña limpia, propositiva con un programa de gobierno que coloca al ser humano en el centro, y la información de datos sobre su quehacer en la administración que concluye, también han permitido que el Frente, se mantenga en el primer lugar de numerosos sondeos.

La novedad de esta última investigación de la encuestadora Data Research, es que la coalición Unidad llegó a un 26.7 por ciento y desplazó a Arena que cayó al 25.3 por ciento y que iba segundo en la mayor parte de los sondeos aplicados en los últimos meses.

La derechista Arena bajó un punto porcentual que, según analistas e incluso la propia población, puede ser debido a una campaña sucia que no anima a los indecisos y carece de mensajes y propuestas interesantes, así como por la falta de un verdadero plan de gobierno.

Además, se suman acciones desesperadas como el supuesto cumplimiento de compromisos del candidato presidencial, Norman Quijano, como la puesta en marcha de un sistema de transporte público (Metrobús) en esta capital, que resultó una burla a la población, como calificaron autoridades y medios de prensa.

Como colofón a esta caída, se añade el escándalo de corrupción protagonizado por el expresidente Flores quien es asesor de Quijano en esta campaña.

La encuestadora precisa que de haber una segunda vuelta, entre El FMLN y Arena, el 41,3 por ciento votaría por el Frente y un 33,8 lo haría por el partido de la derecha.

La semana cierra con las condiciones listas para realizar el primer debate entre todos los candidatos que buscarán alcanzar la presidencia del país para el período 2014-2019.

Este viernes se realizó un sorteo para precisar el orden de participación de los presidenciables, además de los temas que tratarán en el debate del domingo.

La Asociación Salvadoreña de Radiodifusores, que lo organiza en coordinación con el Tribunal Supremo Electoral, dio a conocer que el primero en intervenir será el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009) por la coalición Unidad.

Le siguen, René Rodríguez Hurtado, del Partido Salvadoreño Progresista; a continuación Salvador Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional; y después Oscar Lemus de Fraternidad Patriótica Salvadoreña y cierra la ronda Norman Quijano.

Educación, seguridad ciudadana, salud y economía serán los temas del debate que despierta las expectativas de los electores.

Según el padrón electoral, cuatro millones 955 mil 107 ciudadanos están aptos para ejercer su derecho al sufragio para lo que solo restan 22 días.

Comentarios con Facebook