Policía Federal asume el control en sur de Michoacán

policia-federal-michoacan-2014

México, 19 ene (PL) La Policía Federal mexicana con apoyo de efectivos del Ejército controla hoy la seguridad en toda la región sur de Michoacán, donde el Gobierno lanzó un operativo esta semana ante la creciente violencia.

En un comunicado conjunto, las secretarías de Gobernación (Segob) y de la Defensa Nacional (Sedena) resaltaron que en ninguna de las acciones realizadas en los diferentes municipios se suscitaron incidentes.

La toma de control por parte de los elementos del Ejecutivo ocurre a menos de una semana de que el titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio, y el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, firmaran el acuerdo para apoyar la seguridad de ese estado.

Las fuerzas que encabeza la Policía Federal, con el apoyo de efectivos del Ejército, concluyeron la tarea de asumir la responsabilidad policial en la totalidad de los municipios a los que está orientada la acción operativa, difundieron las dependencias gubernamentales.

Entre las misiones de seguridad en la Tierra Caliente michoacana, militares destruyeron tres plantíos de marihuana ubicados en el municipio de Aquila, con una extensión conjunta de tres mil 500 metros cuadrados.

Al mismo tiempo, la Sedena concluyó el acopio de armamento de las policías locales para su revisión y evaluación, de acuerdo con la licencia colectiva expedida a estas corporaciones.

Como resultado de ese desarme, 393 policías municipales de Huetamo, Múgica, Aquila, Gabriel Zamora, Parácuaro, Ario de Rosales, Coahuayana, Nuevo Urecho y Chinicuila fueron trasladados para su evaluación en el Centro de Adiestramiento Regional de la Sexta Región Militar en Tlaxcala.

El texto refirió además que es satisfactorio el estado de salud de los tripulantes del helicóptero accidentado el viernes, quienes abandonaron por su propio pie las instalaciones hospitalarias después de las revisiones pertinentes.

La aeronave, que se desplomó durante un sobrevuelo por Michoacán al atorarse con unos cables, es una de las 11 enviadas esta semana por el Gobierno para reforzar las tareas de seguridad y vigilancia en el estado, ante las acciones del cartel de Los Caballeros Templarios y la extensión de los grupos de autodefensa.

Estos colectivos de civiles armados, surgidos en febrero de 2013, han ampliado su presencia en la zona de la Tierra Caliente para hacer frente a los miembros del crimen organizado, acusados de delitos como extorsiones, secuestros, robos y asesinatos.

Ante el aumento de la inseguridad, la administración mexicana llamó a las autodefensas a que se integren a los cuerpos policiales o dejen sus armas y regresen a sus lugares de origen.

Comentarios con Facebook