Peligra el Palacio de Buckingham por falta de mantenimiento

bucki

LONDRES,Reino Unido, (N22/AFP).- Calefacción vieja, amianto en las paredes, goteras… Los palacios de la reina de Inglaterra están en mal estado por falta de mantenimiento, denunciaron los diputados en un informe publicado el martes.

 

En el palacio de Buckingham de Londres, la residencia principal de Isabel II, un gran número de las 775 habitaciones no han sido redecoradas en 60 años, según el tesorero de la reina Alan Reid.

 

Sí empezaron las obras para retirar el amianto de las paredes de este castillo del siglo XVII, pero la instalación eléctrica y la calefacción son viejas, con “calentadores de hace 60 años”. Eso hace que la factura de electricidad aumente mucho, según el informe del Comité de cuentas públicas (PAC, según sus siglas en inglés).

 

Un diputado explica haber visto goteras en una galería de pinturas del palacio durante una visita.

 

Los parlamentarios se alarmaron también por el estado el mausoleo que contiene la sepultura de la reina Victoria y el príncipe Alberto, en la finca de Frogmore, muy cerca del castillo de Windsor, unos 40 km al oeste de Londres.

 

Desde hace 18 años, este mausoleo está a la espera de que se realicen obras de mantenimiento de un coste de 3 millones de libres (3,6 millones de euros) y su estado se deteriora, hasta el punto que ya forma parte de la lista de monumentos históricos “en peligro”

 

El castillo de Windsor, donde a la reina le gusta pasar los fines de semana, es también motivo de inquietud: una parte de su tejado y su sistema de cañerías de agua exige reparaciones.

 

En total, cerca del 40% de las propiedades de la reina presentaban en 2012 un nivel inadecuado de mantenimiento, estima el informe.

 

La Casa Real “tiene que ocuparse seriamente de los trabajos de mantenimiento atrasados”, instó Margaret Hodge, présidenta del PAC.

 

Al mismo tiempo, los legisladores británicos exhortaron a la casa real de Isabel II a reducir gastos.

 

“Con una mejor experiencia comercial, estimamos posible hacer más con menos, reducir más los costes y sostener con mayor eficacia el programa de la reina”, agregó Hodge, sugiriendo por ejemplo que Buckingham se abra más a las visitas de turistas.

 

La casa real tuvo un déficit de 2,3 millones de libras en el ejercicio 2012-2013 tras gastar 33,3 millones de libras (40,4 de euros, 55,5 de dólares).

 

Comentarios con Facebook