LETRAS VIVAS, MEJORES PERSPECTIVAS EN LA ECONOMÍA MUNDIAL

Jacob Aquino Muñoz
Por Jacob Aquino Muñoz.

La crisis económica mundial, que se presentó a partir del año 2008, empieza a dar señales de una recuperación.

Según el informe “Perspectivas Económicas Mundiales” presentado recientemente por el Banco Mundial, la economía internacional muestra señales de recuperación impulsada por la mejoría de las economías de ingresos altos.

Según dicho informe, también se está consolidando el crecimiento de los países en desarrollo, gracias en parte a la recuperación de las economías avanzadas.

Pero no todo será miel sobre hojuelas. Existen aún factores de riesgo como, por ejemplo, el manejo monetario de Estados y los cambios estructurales que se llevan a cabo en la economía China.

El informe del Banco Mundial proyecta que el crecimiento en los países en desarrollo, aunque más lento de lo esperado, repunte del 4.8% en 2013 al 5.3% este año, 5.5% en 2015 y 5.7% en 2016. Cabe resaltar que estas tasas son 2.2% inferiores al nivel que tenían en el período de auge que precedió a la crisis del 2008.

Según las perspectivas del Banco Mundial, se espera que la expansión del producto interno bruto (PIB) mundial se consolide en 3,2% este año contra el 2,4% registrado en el 2013. Gran parte de la aceleración inicial reflejaría un mayor crecimiento en las economías de ingresos altos.

Los indicadores económicos mundiales muestran mejoras. Pero no es necesario ser muy avezado en materia económica, para percibir los peligros que acechan.

La zona del euro salió de la recesión, pero los ingresos per cápita siguen cayendo en muchos países de Europa.

El crecimiento en Asia oriental y el Pacífico se redujo por tercer año consecutivo a aproximadamente 7,2% en 2013, como reflejo del menor crecimiento de Indonesia, Malasia y Tailandia. Los mexicanos daríamos cualquier cosa por tener ese nivel de crecimiento económico.

La desaceleración del comercio mundial, las condiciones financieras más difíciles y los mercados de productos básicos menos favorables en 2013, han dejado a muchos países de América Latina y el Caribe luchando con un crecimiento relativamente débil.

La demanda interna se ha moderado notoriamente en Brasil, mientras que las exportaciones se están recuperando en América Central, en parte gracias a la ampliación del Canal de Panamá, proyecto que por el momento ha caído en una paralización.

Otro proyecto de gran impacto que incidirá en el aspecto económico de América Central en el 2014, es canal marítimo que atravesará Nicaragua y que se realizará con el financiamiento del Gobierno de China.

Las economías en desarrollo en Oriente Medio y Norte de África siguen deprimidas. La crisis política de Egipto y la escalada de la guerra civil en Siria han debilitado la actividad en los países importadores de petróleo. Por ello, el Banco Mundial proyecta un crecimiento de 2,8% en la región en 2014, consolidándose en 3,3% en 2015 y en 3,6% en 2016, bastante por debajo de su potencial.

El crecimiento económico repuntó en África al sur del Sahara en 2013, apoyado por fuertes inversiones. De acuerdo al Banco Mundial, la zona deberá sustentar un crecimiento regional de aproximadamente 5,3% en 2014, 5,4% en 2015 y consolidarse en 5,5% en 2016.

Según el Informe del Banco Mundial, se espera que México crezca un 3,4% en 2014, acelerándose a 4,2% en 2016, pero esas cifras dependen de la recuperación de Estados Unidos.

Ha sido una utopía en México crecer por encima del 7% anual. Ni los ánimos fantasiosos de Vicente Fox lo han podido hacer realidad.

Esperamos que las reformas estructurales que México ha impulsado, se conviertan en la realidad prometida.

Página web http://www.letrasvivas.com.mx/

Comentarios con Facebook