“CON RAFA RAMÍREZ,TRUENAN COMO EJOTES”

ilustración artículo
Por Edwin Lequona

Parece que en materia de amor y relaciones de pareja, el político, activista LGBTTTI y defensor de los derechos humanos, Rafael Ramírez Arana, no ha podido “pasar de año”, no ha podido “cambiar de nivel” y no ha podido encontrar al hombre indicado, adecuado y definitivo, para obtener la estabilidad sentimental, que parece ha buscado a lo largo de su vida.

Recordemos que Ramírez Arana, en el año 2007, fue el primer habitante de la Delegación Venustiano Carranza, en el Distrito Federal, en suscribir una sociedad de convivencia, con su entonces pareja, Lope Alejandro Díaz García, con quien previo a la suscripción de dicha sociedad, vivió por tres años consecutivos, pero después de la “firma de convivencia”, únicamente duraron 03 meses unidos bajo ésta modalidad jurídica y se separaron definitivamente.

Posterior a ello, en marzo de 2010, Rafael Ramírez Arana, se convertiría en integrante del “primer matrimonio gay individual de México y América Latina”, al desposarse con Sebastián Alejandro Becerril Puente. Parecían una pareja sólida, feliz, estable y casi se convirtieron en un “ícono aspiracional”, de las relaciones de pareja gay; en todos los medios de comunicación, nacionales y extranjeros, su imagen rápidamente se posicionó y cuando se hablaba del tema de “matrimonios entre personas del mismo sexo”, ellos salían a relucir de inmediato; pero en agosto de 2012, Ramírez Arana, informaba en su red social Facebook, la decisión inesperada de separarse de su entonces marido, sin dar mayores referentes sobre el particular, simplemente argumentando “diferencias irreconciliables”, información que de nueva cuenta, causó el mayor revuelo posible en todos los medios de comunicación, inclusive, aquellos destinados a la farándula; para que por fin, en mayo de 2013, quedara confirmado su divorcio de manera definitiva.
En septiembre de ese mismo año (2013), nuevamente, algunos medios de comunicación, salieron informando que Ramírez Arana, entonces Coordinador histórico y pionero, de la “primera Coordinación de diversidad sexual del PRI D.F.”, iniciaba una relación con el actor de teatro, Jaime Alejandro Cuec, dando paso de nueva cuenta, a una relación que parecía, se podía consolidar de manera formal y podía ser más que estable; pero a inicios de enero de éste año, nuevamente Ramírez Arana, informaba en su red social, que había terminado dicha relación, ya que las agendas laborales del actor Cuec y del activista, impedían que la relación llevara un rumbo de vida común, aunque Ramírez Arana, agregó que, “el histrión, era una persona maravillosa, todo un caballero y un ser humano excelente, pero aún con todas esas cualidades, no hay rumbo, no hay certezas y no existen posibilidades claras, que llenen mi expectativa de vida, para sumarlo a mi mundo”.

Siendo así que, Ramírez Arana, se encuentra de nueva cuenta soltero y sin compromiso alguno, pero muy satisfecho de sus relaciones y de sus nuevos proyectos laborales, pues este viernes 31 de enero, a las ocho de la noche, inicia con la segunda temporada de su programa “Un café por la Diversidad Sexual, con Rafa Ramírez”, solo que dentro de los cambios de dicha emisión; ahora será en vivo y se transmitirá por la página de La Gazzetta DF, para radio y televisión, todos los viernes, con una emisión de una hora; pensada para 12 programas, en ésta, su segunda etapa. Según se ha rumorado, su primer invitado será el Padre José de Jesús Aguilar, Subdirector de Radio y Televisión, del Arzobispado de México, vocero autorizado de la Iglesia Católica; aunque Ramírez Arana, aún no ha confirmado el hecho y se mantiene en la secrecía absoluta.

La mañana de hoy, nos comunicamos vía telefónica con él, para preguntarle sobre sus relaciones fallidas y su nueva etapa en los medios de comunicación. Por primera vez, habló de manera clara y fuerte sobre todo esto; indicó que mucha gente ha comentado que su vida amorosa, es tan intrascendente, que no tiene sentido alguno que se publicite en los medios de comunicación y de manera irónica nos dijo, que él está completamente de acuerdo con esas opiniones y soltó a reír, para de inmediato agregar: “lo verdaderamente trascendente, son los derechos y los espacios que poco a poco hemos ido ganando, como colectivo LGBTTTI, el que se hable de mi sociedad de convivencia, de mi matrimonio y de mis relaciones sentimentales, es simplemente un acto reflejo, de todos los logros obtenidos, gracias a la lucha de diversos activistas LGBTTTI en nuestro país, pero se publicita todo esto, justo, por ser el inicio de una nueva generación de derechos reconocidos para la población de la diversidad sexual, no se inclinan ante el burro, sino ante las joyas que trae puestas y esas joyas, son los derechos históricos, que están marcando el rumbo de nuestra vida actual”.

Al cuestionarle el porqué de sus rupturas de pareja, nos comentó: “yo no tengo pelos en la lengua, no me tienten, porque sí hablo, tengo la boca bien grandota para decir verdades” y ante nuestra insistencia, apuntó a decir: ” ok, pero después no me culpen por decir las cosas claras, me separé de Lope Alejandro (su ex conviviente), por varias razones, la primera, porque justamente él, no supo digerir todo el impacto mediático que se generó debido a la suscripción de la sociedad de convivencia, le afectó mucho y se mareó en el tabique, nunca entendió que simplemente somos el reflejo de una lucha político-social, de varias generaciones que nos preceden y no somos ni vedettes, ni actores de televisión, ni príncipes de la realeza; sino por el contrario, si estamos aquí, es gracias a que la gente confía en nosotros, para defender los derechos en general, de nuestro colectivo y si tenemos la oportunidad de ser imagen pública, siendo una de las tantas caras reconocidas de ésta lucha social, debemos utilizar esa proyección mediática, para difundir la cultura del respeto, la inclusión y luchar contra la homofobia y no, para pavonearnos y sentirnos inalcanzables;  entonces esa actitud de engreimiento, falsa fama y  de un bluff innecesario, fue el motor fundamental, para que yo tomara la decisión de disolver la sociedad de convivencia, pues la suscribí, con una persona a la que amaba y después de ella, yo vivía con otra persona muy distinta, a la cual no conocía, pues Mauricio Garcés, le quedaba chico a mi ex conviviente”.

Cuando le cuestionamos, sobre su decisión tan abrupta de divorciarse de su entonces marido, Sebastián Alejandro Becerril, su tono de voz cambió de inmediato y con un volumen más que molesto, refirió: ” les dije que no me preguntaran, porque sí voy hablar por primera y única ocasión, sobre el tema a un medio de comunicación; decidí separarme de él, porque es un hombre mentiroso, chantajista,  por demás maquiavélico y deshonesto, pues aunque el tiempo que duró mi relación, siempre hubo cordialidad, aparente afinidad y supuesta lealtad, al final de todo esto, descubrí el círculo de engaños en el que me mantenía sumergido, en el que de todas todas y con las pruebas más que contundentes que aún conservo, puedo demostrar que él, únicamente quería sacar ventaja de la relación y no hablo de cuestiones monetarias o de mis relaciones públicas, sino por el contrario, él está educado de un modo más que machista, en el que, uno debe ser la pareja que aguanta todo, que se calla todo, que no debe investigar más allá de lo que él plantea y del mundo rosa y falso, que él pretende vender como relación, mi gran error justamente fue salirme de esas condicionantes e investigar sobre una pseudo-relación, donde de manera clara y puntual lo digo, existieron siempre, desde el primer momento, un círculo de infidelidades, deslealtades y mentiras, por donde se le viera, él jugaba a celarme, proyectando en todo momento, lo que él en realidad estaba viviendo fuera de nuestra relación, me presentó siempre una imagen de fidelidad, madurez y honestidad de telenovela, pero en la realidad, cuando se bajó el telón de manera definitiva, pude descubrir a un individuo, que no solo puso en riesgo el amor que yo sentía por él, sino también mi propia salud sexual; para después salir huyendo, haciéndose el digno, victimizándose, para creerse él mismo, todas sus mentiras, pretendiendo dejarme ante sus argumentos tan huecos y baratos, según él, como el malo del cuento, no solo pretendiendo hacérmelo creer a mí, sino intentando incluso, vender esos argumentos tan bajos, con personas tan cercanas y queridas para un servidor, como lo es la periodista Lolita de la Vega, quien para desgracia de éste sujeto, fue testigo presencial, cuando yo descubrí sus mentiras y ella también, vivió y convivió muy de cerca, ésta relación, donde él, mostró una cara y al final, descubrimos todos sus engaños; es una experiencia por demás incómoda y molesta, no desearía volver a verlo jamás, no quiero saber nada más de él y no me interesa en lo absoluto, saber si vive o muere, si es feliz o no lo es, no le deseo ningún mal, pero tampoco lo quiero en mi mundo y mucho menos cerca de mí”.

Para concluir la entrevista, le preguntamos el porqué del rompimiento con el actor Jaime Alejandro Cuec y esto fue lo que nos dijo: ” a lo largo de mi vida, me ha quedado clarísimo que a maldición de los Alejandros está presente, pues las tres parejas formales que he tenido, se llaman Alejandro y con ninguno ha funcionado; con Jaime Alejandro, decidí concluir la relación, porque como buen actor, tiene una sobrecarga emocional muy fuerte, tiene un temperamento mutable, podría decir que se mete en su papel y puede estar muy de buen humor y de repente, se pone sentimental o se irrita fácilmente, de la nada, cambia de una actitud a otra; entonces, en éstos momentos de mi vida, en las que voy sanando de un divorcio muy desastroso, doloroso y por demás difícil, no estoy en la posibilidad de soportar nada que atente contra mi vida emocional, no puedo, no tengo la capacidad aún,  es más, siendo claro,    ¡no quiero!, entonces, considero que por el momento estoy mejor solo, inmerso en mis actividades laborales, que me fascinan, que me distraen y me mantienen más que ocupado el cerebro, estoy preocupado mayormente, porque los derechos humanos y civiles del colectivo LGBTTTI, se expandan por todo el territorio nacional, para que todas y todos los que integramos este colectivo, podamos gozar de los mismos derechos en todas partes de nuestro país”. Terminamos la entrevista, preguntándole como se siente en ésta nueva etapa en los medios de comunicación, como columnista de La Gazzetta DF y como conductor de su programa televisivo, en ésta segunda etapa, que está por arrancar y esto fue lo que nos comentó: “me siento muy contento, muy satisfecho y más que emocionado, pues siempre he tenido una relación  estrecha, con lo que se refiere a lo mediático, en alguna etapa de mi vida estuve en abc Radio, por cinco años ininterrumpidos, al interior del programa tiempo democrático, donde yo era el titular de la sección de seguridad pública, también he participado como columnista, para diversas revistas de corte LGBTTTI, hablando de temas diversos, pero sobretodo, de política y obviamente, de Derechos Humanos; de igual manera, soy comentarista invitado y eventual, en el programa Frente a Frente, de la destacada periodista Lolita de la Vega, en Radio y Telefórmula, para abordar temas de derechos humanos, civiles y políticos, de la diversidad sexual, pero aun con todo ello; todo proyecto nuevo, te causa emoción, te causa nerviosismo y adrenalina positiva, espero que la gente, como siempre, me haga el favor de vernos, de participar y estar atentos a todo esto, de corazón, espero seguir contando con el favor de su atención y de su preferencia, para que este proyecto, resulte lo mejor posible, pues será una emisión de 12 programas, con duración de una hora cada uno, serán en vivo y se transmitirán, todos los viernes a las ocho de la noche, por la página de La Gazzetta DF, hoy viernes, 31 de enero, arrancamos, con un super invitado de lujo, que no les voy a decir de quien se trata, para que sea una grata sorpresa para el auditorio, que haga favor de vernos, así que los espero, con el mayor gusto del mundo”, puntualizó.

Siempre en la polémica y en “el ojo del huracán”, Ramírez Arana, se ha vuelto un referente, por su amplia cartera en el mundo de las relaciones públicas, por su paso en los medios de comunicación, por su labor política y en la defensa de los Derechos Humanos; criticado por algunos, reconocido y admirado por otros; pero es innegable, que a lo largo de su trayectoria, se ha vuelto un personaje LGBTTTI emblemático, entrañable y ampliamente reconocido, no solo por su labor social, por las causas que abandera y por sus relaciones sentimentales, sino también, por su imagen pública, que perfectamente retrata la dignificación de todo un colectivo en lucha constante, por el reconocimiento de sus derechos y por demostrar que son ciudadanos de primer orden, con errores y virtudes, como cualquier heterosexual. Así que no se pierdan la noche de hoy, el primer programa de “Un café por la diversidad sexual, con Rafa Ramírez”, en su segunda temporada, a las 8pm, por éste su espacio, de La Gazzeta D.F.

Comentarios con Facebook