Crecen en España protestas contra restricción del aborto

SPAIN-WOMEN-RIGHTS-PROLIFE-FEMEN

Madrid, 2 feb (PL) Una gigantesca protesta de mujeres de toda España ratificó esta semana la oposición creciente a un proyecto para restringir el aborto rechazado por asociaciones femeninas, profesionales de la salud, partidos opositores y autoridades regionales.

Más de 30 mil mujeres de diversas ciudades llegaron el sábado a Madrid en el Tren de la Libertad, convocatoria de la Tertulia Feminista Les Comadres y Mujeres por la Igualdad de Barredos (Asturias), respaldada por organizaciones, partidos y sindicatos.

Las decenas de miles de mujeres marcharon, bajo estricta vigilancia policial, por las calles de Madrid, con consignas a favor del derecho a decidir y la retirada de la iniciativa que sólo permitiría abortar en caso de violación o peligro para la vida.

Un objeto particular de las críticas fue el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, promotor de la propuesta que, en opinión de sus opositores, hará retroceder a España 30 años en esta materia, de ser aprobada.

Los opositores a la restricción estiman que sólo logrará volver a la época de las interrupciones de embarazo ilegales, con el consiguiente peligro para la vida y estimulará los viajes para realizar abortos en países vecinos que sólo podrán pagar las mujeres de mayores ingresos.

Otro elemento es que no se permitiría realizar interrupciones de la gestación en caso de malformaciones del feto, además de procedimientos muy exigentes para las autorizaciones médicas.

Un comunicado entregado en el Congreso de Diputados por las participantes del Tren de la Libertad pide el mantenimiento del aborto libre como un derecho de la mujer hasta la decimocuarta semana de gestación.

La ola de protestas, sin embargo, mantiene inamovible la propuesta del gobierno del conservador Partido Popular (PP), si bien se estima el proyecto no será presentado al parlamento hasta luego de las elecciones europeas de mayo.

La demora obedece al serio daño provocado a la imagen del PP por la iniciativa, que incluyó un conato de rebelión en sus propias filas y se considera causa fundamental en una caída en sondeos que ponen en peligro su triunfo en las elecciones generales de 2015.

A la protesta del Tren de la Libertad, Gallardón contestó que no habrá grito, ni insulto que le haga abdicar del compromiso adquirido con el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y el programa electoral para elaborar la ley.

Comentarios con Facebook