Litigio en Londres evita venta de obras de Miró

joan-miro-16[1]

LONDRES, Reino Unido, (N22/AFP) .-Ochenta y cinco obras del pintor español Joan Miró, cuya venta por el Estado portugués había levantado una polvareda y era objeto de un litigio, fueron retiradas el martes de una subasta por una casa londinense.

 

“La venta de 85 obras de Joan Miró ha sido cancelada como resultado de una disputa en una corte portuguesa”, dijo la casa Christie’s en un comunicado, horas antes del inicio del remate de arte impresionista y moderno del que formaban parte.

 

“Las incertidumbres legales creadas por esta disputa en curso significan que no podemos ofrecer las obras a la venta con toda seguridad”, agregó Christie’s.

 

“Tenemos la responsabilidad con nuestros compradores de asegurarnos que se les pueden transferir sin problemas los títulos legales” de propiedad, continuó.

 

Las obras son del Estado portugués y un grupo de diputados del Partido Socialista, principal fuerza de oposición al gobierno de centroderecha, recurrió a los tribunales para que no se vendieran tras agotar todas sus posibilidades en el parlamento.

 

El tribunal administrativo de Lisboa rechazó este mismo martes la suspensión cautelar de su venta, tal y como había solicitado la fiscalía.

 

Las obras del artista de Barcelona (1893-1983) tienen un valor estimado de 30 millones de libras (36,4 millones de euros) e iban a venderse repartidas en tres subastas entre el martes y el miércoless.

 

La subasta incluye un cuadro de Pablo Picasso -el retrato de Jacqueline Roque, su entonces amante y luego esposa- y otro del surrealista belga René Magritte.

 

La colección fue a parar al Estado portugués a raíz de la nacionalización, en 2008, del banco BPN, que sufrió importantes pérdidas debido a operaciones fraudulentas agravadas por la crisis financiera internacional.

 

Para Christie’s, se trata de una las “colecciones más vastas e impresionantes que se han subastado del artista”. La colección comprende sobre todo una de las obras maestras del artista catalán, “Femmes et oiseaux”, valorado por Christie’s entre 4 y 7 millones de libras (4,8 a 8,4 millones de euros).

 

La decisión del gobierno de vender las 85 obras para alimentar las arcas del Estado levantó una polvareda en los círculos culturales. En internet se recoieron 8,800 firmas para exigir que la colección se quede en Portugal.

 

“La importancia de Joan Miró en la historia del arte es absolutamente incontestable y no existe en Portugal ninguna colección de este pintor o de ningún otro de esa época con un valor patrimonial y artístico comparable a ésta”, alegaron los diputados socialistas.

 

“Una colección de obras de Miró es un conjunto artístico generador de riqueza en todo el mundo y más en un país turístico como Portugal”, estimó también la Asociación portuguesa de Museología.

 

Pero el secretario de Estado de Cultura, Jorge Barreto Xavier, opina lo contrario. “No es una prioridad de Portugal guardar una colección de esta dimensión de un gran pintor español del siglo XX”, estimó el responsable.

 

Portugal tuvo que recurrir, en m ayo del 2011, a un rescate de 78,000 millones de euros de la comunidad internacional para superar sus dificultades financieras, pero a cambio tuvo que someterse a un draconiano programa de austeridad para reducir los gastos del Estado.

Comentarios con Facebook