ZONA CERO


Javier Divany Bárcenas

Party, Senado-Cámara

Las fiestas de legisladores presupuestadas con dinero del erario público, o realizadas en instalaciones de oficinas, salones y espacios de dependencias del gobierno, para conmemorar asuntos personales, no es único del senador Jorge Luis Preciado, del Partido Acción Nacional, ni algo nuevo que deba de espantarnos.
El ingenuo senador panista- maderistas sólo copió lo que hacen todos los potentados tanto en el Senado de la República, como de la Cámara de Diputados, quienes seguido hacen sus reuniones o “party” particulares en los inmuebles legislativos.
Y si no, nada más dese una vueltecita por la Cámara de Diputados, principalmente por los jardines de este inmueble que han sido habilitados para que los legisladores de San Lázaro hagan sus festejos oficiales (autorizado con presupuesto de este recinto legislativo) o privados (para festejar a alguien del personal, familiar, empleado o amigo, pero con dinero y espacio de la Cámara).
En fin, pero eso no debe asustarnos, el festejo tan amoroso que hizo el senador Jorge Luis Preciado a su querida esposa Yahumira Chaviano, a quien le consiguió la terraza nada más y nada menos que del Senado de la República, sólo fue para darle un gusto personal.
El senador ya ofreció disculpas a sus compañeros de partido y a la Cámara de Senadores; pero, mientras tanto, en la Cámara de Diputados, los Partidos PRI y PAN, parecen tener los mejores lugares y espacios de San Lázaro, oficinas que dan a las jardineras. Para el PRI está la zona norte en el Palacio Legislativo de San Lázaro, mientras que el PAN tiene la zona sur.
En éstas áreas organizan cada comilona o festejo (party) que para que le cuento, y muchas veces para celebrar cumpleaños de algunos de los líderes políticos o amigos. El PRI hasta mandó poner una barda y unos bambúes para tapar la zona donde realizan sus reuniones en las jardineras y así evitar que los vean.
Al igual que instituciones como el IMSS que cobran cualquier servicio a la población, a los diputados y senadores que realicen reuniones en espacios de los recintos legislativos del Congreso de la Unión, se les debe cobrar el uso de las instalaciones y que paguen con dinero de sus bolsillos las mismas. ¿No cree usted?
Mirilla política
Michoacán parece que da indicios de sanación ante el retiro de las banderas políticas-partidistas e intereses personales. Es una primer vacuna, el que todos los sectores, principalmente del los tres poderes (Federal, estatal y municipal) estén involucrados en este asunto.
Sin duda será un ejemplo nacional, de resultar positivo y levantar Michoacán, que la voluntad política logre salvar a una entidad de las garras del crimen organizado, de la pobreza, marginación, olvido y del progreso.
El anuncio hecho por el presidente Enrique Peña Nieto, de todo un plan estratégico para recuperar este estado y levantar del hoyo negro a la entidad, será de aplaudirse si se logra.
Por eso, los michoacanos ya quieren ver a los trabajadores que harán esas carreteras, a los productores en sus tierras, a los comerciantes en sus locales y a las amas de casas en sus hogares tranquilas esperando que cada uno de sus integrantes lleguen con bien de sus jornadas.
divanybz@yahoo.com.mx
divanybz@gmail.com
@javierdivanybz

Comentarios con Facebook