DE REFORMA A TERRORISMO

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

La inflación generada en el país por el 4.8 por ciento gracias a la reforma fiscal, ha generado todo un terrorismo fiscal para los contribuyentes y un dolor de cabeza para muchos contadores que no saben cómo está la dichosa reforma ya que cada rato están haciendo parches estrangulando toda posibilidad para que como en el juego de la pirinola “toma todo.”

Los ajustes que siguen haciendo dentro de la reforma hacendaria no ha permitido la autorización para aquellas empresas que manejan software administrativos en donde evidentemente incluye el de contabilidad, facturación y pago de nómina salgan al mercado con la autorización dela Secretaríade Hacienda y Crédito Público dejando desarticulado de manera sistemática a millones de comerciantes y empresarios desde el más pequeño hasta los grandes corporativos para poder darle cumplimiento en los tiempos que exigen las declaraciones para hacer sus cálculos fiscales.

Muchos profesionistas fiscales honrados, empiezan a presentar síntomas de estrés y otros no tan honestos, están haciendo su agosto aprovechándose de la desinformación y falta de orientación de qué hacer con la contabilidad pero sobre todo de cómo pagar, pues esto ha provocado un incremento de sus servicios y productos para no verse mermados en sus utilidades, sin embargo, aún con eso entre más le suban a la estrangulación de los gastos a deducir, es cada vez mayor que de todas maneras resulta mucho el pago de los impuestos.

De los pocos gastos para poder deducir, cada vez se requiere el uso de algún mecanismo bancario ya sea tarjeta de crédito o débito para hacer válido aquel gasto como es el consumo de la gasolina. El pago de nómina no será deducción al menos que el cobro del trabajador sea exactamente en el mismo día que se le paga, por consiguiente obliga a los dueños de negocios a eliminar el uso de cheques para pasar al pago del servicio bancario de nómina por medio de una tarjeta de débito. En pocas palabras toda operación será operada por el sistema bancario para que sea deducible las cada vez más reducida deducción fiscal y siendo más evidente que la reforma fiscal se diseñó maquiavélicamente con participación del sector bancario.

El terrorismo fiscal no termina ahí ya que se habla de una reforma general en materia mercantil, civil y penal para ajustar una cacería de brujas para el 2015 para poder buscar hasta por debajo de las piedras todos aquellos representantes legales así como sus socios que la integran que hayan abandonado por cualquier circunstancia empresas y/o negocios que ya no existen para hacerlos responsables de alguna diferencia o falta de pago, declaraciones pendientes, permitiendo su búsqueda en otras sociedades mercantiles o civiles para localizar el paradero perdiendo su propia personalidad jurídica que representa cada persona moral en caso de que si alguien perteneció a  alguna muy diferente a la que se encuentra en la actualidad,la Secretaríade Hacienda podrá buscarlos en otras para exigir el pago de sociedades mercantiles que dejaron de existir de cinco años de antigüedad porque todos pagan.

Las medidas extremistas que ha tomado el Gobierno Federal para su recaudación de recursos sin importarle la inflación del país siendo más que evidente la necesidad que tiene o los excesos de estilo de vida que han llevado a muchos diputados, senadores, presidentes municipales pero principalmente a gobernadores en gastarse el dinero para vivir mejor que reyes en saquear  y malgastar el dinero del pueblo por millones de pesos y que andan ahí sueltos sin que la ley haga algo para castigarlos y los platos rotos los pagan los contribuyentes así como a los consumidores finales que están viendo afectados por esta casería fiscal ante la impotencia de poder reactivar al país de manera inteligente.

Todo está precisamente calculado para que de una u otra manera todos paguen la contribución a las arcas de la federación, jugando con palabras y de dar atole con el dedo como fue el tan discutido y polémico cobro de impuesto a las escuelas que de todas maneras se aplicó en dos formas. La primera dejaron  de ser una entidad no lucrativa y la segunda el incremento del Impuesto Sobre la Rentaa los maestros que laboran en escuelas particulares, será incrementado en las colegiaturas de los alumnos. Desde la óptica de la reforma fiscal, pues eliminaron el impuesto que pretendían a las instituciones educativas pero éstas no contaban con ese pequeñito detalle endosando a los colegios particulares el incremento que tanto pelearon los padres de familia que no se diera. Lo bueno es que el Gobierno Federal hará algunos ajustes de continuar la inflación para no superar el 5 por ciento mientras tanto quieren ver hasta dónde aguantan los mexicanos por un peso más o como dirían “una vuelta más y el huevo será tuyo”, sin quitar la característica que éste Gobierno Federal  Priísta le ha dado al cobro de contribuciones y que no es otra cosa que terrorismo fiscal. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013)www.intersip.org

Comentarios con Facebook