Foto periodistas de la Guerra Civil llegan a México en una maleta diplomática

foto
Víctor Gaspar
Consideradas por décadas un material perdido, las imágenes de tres fotoperiodistas de la Guerra Civil Española llegaron a nuestro país en una maleta diplomática. Hoy son parte de un seminario organizado por el Instituto de Investigaciones Históricas del INAH y el instituto Mora.
Rebeca Monroy Naser aseguró que son negativos que llegaron a México en unas cajas maravillosas que venían perfectamente divididas: cajas de cartón, en donde los autores, que son Robert Capa, Gerda Taro y Chim dejaron sus rollos de 35mm. “Tal cual, después de revelado sin recortar dominada ubicándolos, dándoles una identidad primera de lugar y tiempo en esta caja venían apartaditos, con lápiz de manera muy minuciosa, tenemos diferentes caligrafías, incluso puede ser de Gerda Taro o de su compañero Robert Capa y son fotografías tomadas durante la guerra civil”.
Fue gracias al general Aguilar que este material llega a México. No obstante, permaneció sin ser identificado al pasar como herencia familiar.
Según con la historiadora de arte, la hija, cuando muere el general, los hereda y estos negativos después pasan a manos de un chico fotógrafo que ella conoce, que es amigo de su madre, Ben Tarven. Ella decide legárselos como una herencia. “El joven los conserva y estudia cine y, finalmente en una exposición a la que él va de manera improvisada, se encuentra una de estas fotos. En éstas está Gerda Taro, reconoce al personaje y dice: ‘yo tengo este negativo, quién es ella’, y empieza a hacer todo el tejido que está detrás de los trabajos, y se da cuenta que son los materiales, la maleta perdida”.
Este material también abre una nuevo capítulo en la historia de la fotografía.
“Robert Capa vino a México y creo que esa es una de las cuestiones más importantes que en la historia de la fotografía no se había tomado en cuenta. Sabíamos de Giselle Freund, Weston, Modotti, los que ya sabemos, pero de Robert Capa en México no teníamos idea y viene a las elecciones de 1940, el fin del cardenismo y la elección en donde va estar compitiendo Ávila Camacho, y son una de las más violentas en una larga historia”, finalizó Rebeca Monroy.

Comentarios con Facebook