Grandes artistas en homenaje a The Beatles

beatles-psychedelic-as-ever12

PL

LaHabana.- Medio siglo después de invadir Estados Unidos con su presentación en el Ed Sullivan Show, aún los Beatles propician cosas buenas, como volver a reunir al recordado dúo Eurythmics.
En efecto, Annie Lennox y Dave Stewart se reunieron nuevamente para homenajear al cuarteto de Liverpool en el especial La noche que cambió América, grabado tras la pasada entrega de los Grammy.
La cadena CBS y los organizadores de este premio celebraron así el 9 de febrero, fecha doblemente especial para los Beatles, tanto por su triunfal brinco del Atlántico, como por su debut en The Cavern.
En dicho club de Liverpool, los míticos escarabajos realizaron 264 presentaciones, la primera de ellas el 9 de febrero de 1961, exactamente tres años antes de su aventura norteamericana.
Aquel programa fue visto por 73 millones de espectadores, todo un récord que demoró años en ser roto, y que tuvo un profundo impacto en la sociedad estadounidense a las puertas de la Contracultura.
El título del especial de CBS puede parecer rimbombante, pero resume bien lo que provocaron aquellos muchachos vestidos de saco, gritando cosas como “She loves me, yeah, yeah, yeah…”.
Varias generaciones de músicos fueron profundamente influenciadas por el cuarteto, y muchos de ellos se sumaron para rendirles tributo junto a los sobrevivientes, Ringo Starr y Paul McCartney.
Destacó el caso de Eurythmics, intérpretes de clásicos ochenteros como Sweet dreams, ambos con sólidas carreras en solitario, y que respondieron a la convocatoria para cantar el Fool on the hill.
Stewart adelantó, además,  que Eurythmics también actuará en agosto próximo en la conmemoración de los 50 años de la actuación de los Beatles en el Hollywood Bowl de Los Ángeles.
Además de los maduros de Eurythmics, o el genial Stevie Wonder con su versión de We can work it out, algunas estrellas que ni pensaban nacer cuando los Beatles se separaron también asistieron.
Por ejemplo, la escultural Katy Perry cantó Yesterday, mientras Alicia Keys se alió con John Legend con Let it be, dos de los muchos clásicos que legaron los autores de Eleanor Rugby y otras.
Sin embargo, Ringo y Paul eran los homenajeados y fueron los que más cantaron: Match box, Boys, Yellow submarine, Magical mystery tour, Birthday, Get back, I saw her standing there, Sgt. Pepperâ€Ös Lonely Hearts Club Band y With a little help from my friends.
Para cerrar, no podía ser de otra manera, todos se unieron en un gran ensemble para cantar Hey Jude, quizás su tema más coreado y popular, un himno que en agosto pasado cumplió 45 años.
Sin dudas, un conciertazo a la altura del mito de los Beatles, que recién cumplió otro medio siglo, el de su presentación en el legendario Coliseum de Washington, el 11 de febrero de 1964.
Luego de atravesar en tren una tormenta de nieve, la banda tocó para ocho mil personas que desafiaron el frío, o quizás ni siquiera lo sintieron entre tanto chillido, grito y calor juvenil.
Cuentan los testigos que aquello fue un caos, pero en todo caso, un caos memorable, pocos meses después de que Carroll James, un DJ de la emisora WWDC, los presentara con el single I Want to Hold Your Hand.
Aquello tuvo el efecto de una bomba, pues el rock’n’roll se había vuelto conservador, Elvis Presley ya no sacudía la pelvis como antes y a los grandes del blues los oían más en Londres que en su país.
Los Fab Four ayudaron a resucitar, de cierta manera, a tipos como Chuck Berry, Jerry Lee Lewis o el propio Elvis, que habían sido reyes la década previa, pero que por entonces habían cedido terreno.
Después de aquel concierto en Washington, los Beatles tocaron en el Carnegie Hall neoyorquino el 12 de febrero de 1964, luego de que miles de muchachas los recibieran en el aeropuerto a puro grito.
Se dice que los alaridos opacaron incluso el rugir del avión, y la histeria de las mujeres en los conciertos apenas dejaba escuchar las canciones, pero para muchos, lo importante fue haber estado ahí.
Sin duda alguna, aquella visita allanó el camino para la invasión británica que vendría después, de la ruidosa mano de los Rolling Stones, la rebeldía de The Who o la guitarra de Eric Clapton.

Comentarios con Facebook