Piense…

RAFA LORET

*Denuncia al Presidente

*De Poderosos en Guerra

*Reubicar a la Capital

Seamos lo más amigables por la efeméride aunque el tema nos haga parecer cáusticos y hasta irónicos. La crítica tiene mala fama, siempre, entre la clase política y los poderosos empresarios que se dan el lujo de parecer altruistas porque donan el .005 por ciento de sus ingresos globales y, por ende, se dicen generosos al amparo de todas las virtudes santas y hasta con bendiciones del alto clero que, en ocasiones, tienen un origen muy peculiar. ¿Cuántos de nuestros amables lectores saben que, por ejemplo, el Obispo Emérito, Onésimo Cepeda Silva, fue uno de los fundadores de INBURSA, la plataforma de despegue del grupo Carso? Por supuesto a Don Carlos Slim Helú no le faltarán jaculatorias sin necesidad de acreditar comuniones, rosarios o misas.

Puede que ésta es la fecha correcta para mencionar la forma tan amigable, amorosa diríamos, con la que el poder Judicial, que se supone autónomo, trata al titular del Ejecutivo federal… incluso hasta cuando presentan su finiquito al cargo cada seis años o incluso antes porque, durante el maximato callista por ejemplo, ya tuvimos presidentes interinos y nadie podría sentirse sorprendidos por algún caso similar en el futuro. Desde luego, tal es especulación pura; asegurarlo sería pretender el papel de profeta desenfrenado como algún mexicano, nacido en Cotija, ahora señalado como el engendro mismo del demonio a un lustro de distancia de su partida terrenal: Marcial Maciel Degollado –su cabeza rodó como la de los antiguos cristianos con la salvedad de que ya está muerto y sus víctimas permanecen, en vida, sufriendo su propio, doloroso infierno mientras El Vaticano, con todo y el apego del Papa Francisco por modificar “ciertas” cosas, sigue protegiendo a los devastadores de su propia grey-.

Sin profecías malignas, bien sabemos que las denuncias interpuestas contra los presidentes en ejercicio no han tenido siquiera efectos mediáticos. Por ejemplo, el ilustre jurista Ignacio Burgoa Orihuela, ya extinto, pretendió llevar a tribunales a josé lópez portillo aduciendo que el endeudamiento por él promovido era nulo de origen. ¿La razón? No había sido destinado, como ordenaba la Constitución, a obras de infraestructura básicas y específicas sino para paliar la ausencia de liquidez de la burocracia dorada. Tenía firmeza en la argumentación, docta como siempre caracterizó a sus acciones judiciales, pero no la fuerza suficiente para hacerle cosquillas, siquiera, al sistema político mexicano que, como los jerarcas eclesiásticos, opta por ocultar las desviaciones y hasta los crímenes de Estado con tal de preservar, alegan, la fuerza “moral” de la institución. Una verdadera paradoja, tan absurda como necia.

En diciembre de 1996, el entonces procurador general, el panista Antonio Lozano Gracia –quien llegó al cargo al declinar Diego Fernández de Cevallos, el competidor directo del mandatario en plena efervescencia en esos días-, le anunció al secretario de Gobernación, Emilio Chuayyfet Chemor –cómo da vueltas la vida en el carrusel mexicano dibujado con escenas de antiguas parodias de carpa-, que iba a denunciar a su jefe, el presidente de la República.

Le pregunté a Lozano, meses después, cuál era el motivo de la querella, nada menos contra quien era su superior jerárquico aunque no fuesen militantes del mismo partido. Y esto me respondió:

–Yo iba a viajar a Uruguay el viernes 29 de noviembre –de 1996-. Pero cancelo todo porque quería explicarle al presidente, ernesto zedillo, y al secretario de Gobernación, que iba a demandarlo por haber gestado y promulgado una ley abiertamente inconstitucional y regulatoria de los artículos 102 y 105 de la Carta Magna.

Los artículos en cuestión se refieren, respectivamente, a las facultades del Procurador General y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y, desde luego, no pueden modificarse con una simple ley o decreto presidencial porque al tratarse del texto fundamental es menester una reforma acorde, dada la rigidez institucional del mismo, con la aprobación de las dos terceras partes del Congreso. Pero el señor ernesto zedillo, acostumbrado a hacer su voluntad, sencillamente se saltó el protocolo y actuó como le vino en gana.

En fin, pocos días después del “informe” de Lozano, éste fue llamado al despacho de Los Pinos en donde el señor zedillo le dijo escuetamente:

–¿Cómo te va Antonio? He decidido ordenar tu cambio. Ya no serás más procurador general de la República. Es una decisión definitiva.

–Puedo saber la razón, señor presidente? –replicó Lozano Gracia-.

–Simplemente, Antonio, hay momentos de cambio. Es la dinámica de cualquier gobierno democrático. Puedes, a cambio, escoger la embajada que más te acomode.

Lozano se negó a hacer carrera diplomático bajo estas reglas de acuerdo a cuanto me explicó. Y, además, me confió que nunca se sintió, ni antes ni después de su ejercicio en la PGR, “amigo” del mandatario.

Sirvan estos antecedentes para comprender mejor el contexto en el que, en estos días, se oficializa la denuncia penal contra el señor peña nieto, y por traición a la patria –derivada bajo el razonamiento de que entregará nuestro petróleo a los extranjeros, una conducta encaminada a marcar a su administración-, por parte de MORENA, en fase de obtener su registro como partido político junto a otros grupos en cierne sin la menor representatividad, como Frente Humanista y Encuentro Social, de corte absolutamente faccioso.

¿Pronóstico? La denuncia no pasará pero servirá de plataforma a MORENA a sabiendas de la inmensa cantidad de mexicanos que respiramos por la herida.

Debate

Tiempos belicosos. Por las telecomunicaciones y las concesiones que derivan de ellas, tres de los hombres más poderosos del país parecen enfrascados en una guerra sorda que podría vulnerar la estabilidad financiera, incluso política –aunque ésta ya esté muy desgastada-, del gobierno y del país en su conjunto. En el cuadrilátero se encuentran Carlos Slim Helú, Ricardo Salinas Pliego y Emilio Azcárraga Jean, que figuran en el primero, quinto y décimo lugar entre las mayores fortunas de México en el orden nombrado. Por supuesto, no hablamos de angelitos altruistas –por muchos “teletones” y similares que presenten-, sino de verdaderos lobos navegantes sobre los verdes mares de los dólares.

Por supuesto, la moneda no termina de caer. Se habla, y mucho, de reuniones que algunos niegan, sobre todo una supuestamente realizada el 2 de enero pasado entre los señores peña nieto y Azcárraga. Tal encuentro, a decir de Joaquín López-Dóriga –tal su apellido correcto como lo explican sus antecesores hispanos-, nunca se dio y del mismo partió la versión de que Televisa seguía pasando las facturas electorales al gobierno que ya lleva catorce meses sin otros resultados que las demagógicas y reiterativas propuestas hacia el futuro. Por supuesto, Televisa es experta en eso de inventarse estrellas lo mismo en el fútbol que en la política dependiendo, en mucho, por las tendencias de la empresa aun cuando ésta se defienda aduciendo que no tiene la influencia necesaria para revertir una elección. Tengo muchas dudas al respecto.

Por otra parte, el señor Salinas Pliego –quien llegó en helicóptero a la Plaza México el día de la corrida del aniversario, aterrizando y despegando en el Estadio Azul-, parece preocupado por el ritmo a la baja de las remesas de los mexicanos en el exterior cuya mayor parte pasa por sus manos: primero a través de sus almacenes Elektra y después, obligado por el manejo de los montos, mediando la fundación de Banco Azteca. Puras complicidades de muy alto nivel en la cúpula del poder. ¿Nos vamos entendiendo?

A Slim se le ha querido dejar fuera de competencia en la lucha por las redes d televisión y ya ha ganado algunos eventos, como la final del torneo de fútbol mexicano, ara rabia de los entenados del tercer Emilio de la poderosa cadena que admite su culturización gracias al éxito de sus “telenovelas”. Ahora, éstas tienen efectos diplomáticos: gracias a “La Gaviota”, el personaje central de “Destilando Amor” que llegó a Los Pinos como primera dama, cada visita de Peña Nieto a Centro y Sudamérica, además del Caribe, es un evento para las revistas del corazón que privilegian a esta pareja por encima de los demás. ¿No es esto hacer patria desde los foros? Por supuesto, los valores han cambiado y ahora, como alega Slim, los fuertes ya no requieren convertir en socios a los presidentes: ellos mismos se ponen a las órdenes de quienes, de verdad, mandan… salvo cuando se pelean entre sí.

–¿Cuándo dura un presidente? –me preguntó, sarcástico, Carlos Slim, hace años-.

–Usted sabe bien que seis años… pero no entiendo a dónde quiere llegar –repliqué-.

–Pues que mi proyecto es de mucho más largo plazo. ¿Para que quiero socios perentorios?

Y con ello se deslindó de su cercanía con carlos salinas quien le ofreció, en barata, Teléfonos de México.

La Anécdota

En mi habitual tertulia de los viernes, conocí al presidente municipal de Tlalnepantla de Baz, el doctor Pablo Basañez García. Habló maravillas sobre el futuro y su plan de polígonos urbanos e industriales. Fue tan vehemente que una de las contertulias frecuentes, al final, llegó a candidatearlo para el gobierno del Estado de México, ahora tan emblemático; y sugirió:

–Yo no sé por donde y en cual municipio. Pero, seguro, dentro de muy poco, alguno se convertirá en la capital de la República. ¡Y tanto mejor si no se deja al área metropolitana!

Los mexiquenses parecen estar en pie de conquista. Ya viene Obama: ¿Quién lo quiere como aliado?

– – – – – – – – – – – – – – – –

WEB: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

YA ES HORA DE QUE UNA DENUNCIA CONTRA UN PRESIDENTE O CUALQUIERA DE LOS “EX” NO SE TOME COMO UNA MOFA PROCESAL NI SEA MOTIVO DE DESCALIFICACIONES POR PARTE DEL PODER JUDICIAL QUE PONE SIEMPRE EN JUEGO SU AUTONOMÍA… CUANDO SE TRATA DE DAR LA CARA POR LOS MANDATARIOS. TRISTE TAREA, SÍ, PORQUE CON ELLO SE ANULA, COMO TANTO HEMOS REPETIDO, UNO DE LOS PRINCIPIOS TORALES DE LA CONSTITUCIÓN: LA SOBERANÍA POPULAR QUE “RADICA ORIGINARIA Y ESENCIALMENTE EN EL PUEBLO”. LA AMNESIA GENERAL, POR DESGRACIA, POSIBILITA LA MANIPULACIÓN PERMANENTE.

Comentarios con Facebook