LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Correa alerta sobre campaña sucia de la oposición ecuatoriana

E56CE7F3D457CFDE2E18820B8F81F_h287_w430_m2_q80_cqIWgaYup

Quito, 15 feb (PL) El presidente Rafael Correa advirtió hoy que la derecha ecuatoriana ha puesto en marcha una campaña sucia para envenenar el alma de la gente, y tratar de crear una situación de violencia similar a la de Venezuela.

Estas son las típicas tácticas de la extrema derecha, son las mismas que están aplicando en Venezuela, para llenar de ira a la gente y pescar en río revuelto, afirmó el mandatario, en alusión a la estrategia desarrollada por la oposición en vísperas de los comicios seccionales del 23 de febrero próximo.

Se refirió en específico a correos y llamadas telefónicas falsas a la ciudadanía que hablan de presuntas deudas con el fisco, y a la estrategia de los candidatos opositores de negar el desarrollo alcanzado por Quito bajo la administración de la gobernante Alianza País.

No crean tanta guerra sucia, nos quieren llenar de odio, nos quieren envenenar el alma, recalcó Correa, en su tradicional informe semanal de labores, transmitido este sábado desde un barrio del sur de esta capital.

Tras destacar las diferentes obras realizadas y otras en marcha como el metro y la nueva vía de acceso al aeropuerto internacional, también de reciente construcción, el mandatario instó a los quiteños a indignarse contra los que ofenden a la que llamó “la capital más bella de América Latina”.

A principios de esta semana, Correa, quien se ha metido de lleno en la campaña electoral para apoyar a los candidatos de Alianza País, admitió que un triunfo de la oposición en Quito pondría en peligro todo el proyecto emprendido por su gobierno, en el poder desde hace siete años.

No nos engañemos, si la capital cae en manos de la derecha se pone en peligro el proyecto de la Revolución Ciudadana, alertó el gobernante, quien dijo que el plan opositor es ganar primero la alcaldía de Quito, para luego intentar derrocar al gobierno central.

Comentarios con Facebook