Obama y Peña Nieto abordan espionaje de EU a México

President-elect Enrique Pena Nieto of Mexico looks at U.S. President Barack Obama during their meeting at the Oval Office of the White House in Washington

PL

Los presidentes mexicano, Enrique Peña Nieto, y estadounidense, Barack Obama, abordaron el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos a autoridades de la nación azteca, dijo hoy el canciller José Antonio Meade.
En entrevista con el programa televisivo Primero Noticias, el titular de Relaciones Exteriores reconoció que ese asunto se trató la víspera, cuando Obama visitó México para participar en la Cumbre de mandatarios de Norteamérica, que tuvo como escenario a la ciudad de Toluca.
De acuerdo con Meade, el ocupante de la Casa Blanca prometió que no se repetirá el espionaje contra la administración mexicana.
Refirió que existe un compromiso de que México será tratado como se merece, con respeto, dentro del marco de la ley, tras las revelaciones que obligaron a la Cancillería del país latinoamericano a calificar el espionaje de práctica inaceptable e ilegítima.
La televisora brasileña O Globo develó en septiembre pasado que agencias de seguridad norteamericanas accedieron a conversaciones y correos electrónicos de Peña Nieto, cuando era candidato presidencial.
Poco después, en conversación telefónica, Obama se comprometió con su par mexicano a investigar a fondo el espionaje realizado por su administración, lo que, según el propio jefe de Gobierno mexicano, le confirmó luego durante un encuentro sostenido en el marco de la Cumbre del G-20.
Sin embargo, cuando parecía que la situación se había calmado en ese tema, medios de prensa locales reprodu

jeron en octubre último informaciones del diario alemán Der Spiegel, según el cual el gobierno de Estados Unidos hackeó cuentas de correo de la presidencia mexicana durante la administración de Felipe Calderón.
La publicación europea citó datos entregados por el extécnico de la NSA Edward Snowden, quien difundió que esa agencia obtuvo información interna lucrativa sobre toma de decisiones del sistema político mexicano.
Meade declaró el 6 de noviembre que seguían esperando los resultados de la investigación de Estados Unidos sobre el tema del espionaje, y mientras tanto, se dio a conocer que el gobierno norteamericano tenía un centro de inteligencia operando en la ciudad de México.
Solo volvió a tocarse el asunto en enero pasado, cuando el embajador de México en el vecino norteño, Eduardo Medina, adelantó se habían recibido algunos inicios de explicación sobre la materia, pero sin adelantar cuáles eran.
Este jueves el canciller mexicano volvió a asegurar que hay avances, aunque tampoco especificó en qué sentido se han logrado esos progresos.

Comentarios con Facebook