Piden a Obama mayores esfuerzos por reforma migratoria en EE.UU.

reforma migratoria usa

Washington, 7 mar (PL) Líderes hispanos exhortaron hoy al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a hacer mayores esfuerzos para acabar de concretar la reforma migratoria, la cual permanece aletargada en el Congreso por las divergencias entre demócratas y republicanos.

El legislador demócrata por Illinois Luis Gutiérrez y la presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), Janet Murguía, coincidieron en que el mandatario puede hacer gala de sus facultades ejecutivas para, sin violar la ley, revisar la política que ha elevado las deportaciones de indocumentados.

De acuerdo con datos de la Oficina de Inmigración y Aduanas, el Gobierno demócrata ha expulsado a unos dos millones de personas sin papeles durante el lustro que ha permanecido en la Casa Blanca, una cifra record.

Durante una conferencia de prensa en esta capital, Gutiérrez conminó al Ejecutivo a hacer mucho más para honrar el título de “Campeón en Jefe de una Amplia Reforma Migratoria”, como se autotituló la víspera Obama, en contraposición a un grupo de activistas que lo calificó como “deportador en Jefe”.

El legislador prometió que a lo largo del país y sobre todo en el Capitolio, activistas, legisladores, líderes sindicales y organizaciones de defensa de los derechos civiles seguirán presionando para concretar un cambio en las leyes migratorias y aliviar la separación de familias por las deportaciones.

Murguía, por su parte, criticó a la dirigencia conservadora en el órgano legislativo y la acusó de mantener un rejuego político y retrasar de manera premeditada la reforma migratoria con fines electorales.

En Estados Unidos cerca de 11,5 millones de indocumentados aguardan por una reforma migratoria integral.

Demócratas y republicanos defienden posiciones al parecer irreconciliables, entre la apertura de un proceso para optar por la ciudadanía y la negativa de los conservadores a favorecer la naturalización por considerarla una amnistía para quienes, aseguran, violaron la ley.

La manzana de la discordia en la cual se ha convertido el tema del otorgamiento o no de la ciudadanía no es realmente clave para lograr un acuerdo bipartidista, opinó semanas atrás el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Randel Johnson, responsable de las cuestiones migratorias en el influyente organismo.

Los demócratas afirman que no abrir esta posibilidad implicaría crear ciudadanos de segunda categoría, pero lo que una y otra parte no suelen decir abiertamente es que al proporcionar la ciudadanía, se estarían creando nuevos votantes que podrían tener una influencia clave en las elecciones del futuro, comentó el diario californiano La Opinión.

Ello ocurre en momentos cuando minorías como la latina poseen una influencia cada vez mayor en las urnas, hasta el punto de que analistas republicanos admiten que un candidato conservador solo tiene posibilidades de llegar a la Casa Blanca si cuenta con el respaldo de al menos el 40 por ciento de los votos hispanos, subrayó el rotativo.

Comentarios con Facebook