Veneno Puro

RAFA LORET
Por Rafale Loret de Mola

*De un Sexenio a Otro

*Cuidado: Autodefensas

*La Vida en un Suspiro

Cada vez más la actual administración va pareciéndose al inolvidable sexenio, por devastador, de carlos salinas de gortari, quien sirvió de plataforma al neoliberalismo mal llamado “social” y mantuvo la tolerancia, por no decir la protección a uno de los cárteles en crecida durante su época: el del Golfo; a cambio de ello, se ufanó por perseguir a los cabecillas de Sinaloa y Tijuana con un episodio trágicamente espectacular: el asesinato del Cardenal Jesús Posadas Ocampo, en el aeropuerto de Guadalajara, en mayo de 1993. Fue entonces cuando logró que ambos grupos criminales se enfrentaran, comenzando desde el interior del edificio y prosiguiendo afuera en donde el blanco resultó el “príncipe de la Iglesia” sin que, hasta la fecha, se hayan dado conclusiones sólidas sobre este asesinato que marcó la era los magnicidios.

Nadie olvida que, en aquella ocasión, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, ya muy fuerte, huyó encaramándose a un taxi para poder salir de las instalaciones federales y mantenerse oculto, en el linde entre Guatemala y México sólo unos cuantos meses. Había, claro, la disposición real de aprehenderlo y no sólo simularlo. Y cayó para ser confinado al penal “de alta seguridad” del Altiplano, el de Almoloya de Juárez, en donde ahora vuelve a pernoctar sin mayores incidentes. Mientras ocurría la primera huída del capo sinaloense, los hermanos Ramón y Benjamín Arellano Félix abordaron un jet de Aeroméxico para dirigirse desde Guadalajara hasta Tijuana, un vuelo que dura poco más de tres horas y media.

Lo cierto es que las autoridades sabían, desde el inicio, que los Arellano viajaban hacia su búnker fronterizo… y no hubo nadie, ni un solo policía, que fuese capaz de detenerlos a su llegada. ¡Y ya todos sabían en cuál aeronave arribarían los dirigentes del “cártel” tijuanense, mortífero al extremo de que de éste se desprendieron los más radicales para fundar el grupo de los “Zetas” cuyos enemigos más visibles son, claro, los del Golfo. Y esta guerra irreductible entre dos organizaciones criminales de gran calado mantiene a varios estados del norte, sobre todo a Tamaulipas, en una asfixiante indefensión. Ciudad Mante, por ejemplo, ya forma parte de los pueblos fantasmas aunque funcione, eso sí, una tienda Oxxo, ahora perteneciente al gripo FEMSA, concesionaria de la Coca-Cola y ligada a Eva Gonda Rivera, la mujer más rica de México con una fortuna calculada en 6 mil seiscientos millones de dólares. En familia.

Por cierto, ¿no fue esta firma refresquera la que impulsó la carrera de vicente fox a pedido de Manuel Clouthier del Rincón? Nadie olvida el paso por Tampico, Tamaulipas, de quien sería después el mayor traidor al esquema democrático planteado bajo las banderas del cambio mientras toleraba e incluso promovía el auge del “Chapo” Guzmán persiguiendo ferozmente a los capos del Golfo. Un giro de ciento ochenta grados.

Podríamos decir que los narcos del PRI son los del Golfo, ahora otra vez al alza con operativos claves contra los “Zetas”; y los del PAN, claro, “El Chapo” y sus derivados. No es otra la razón para que quien lo sustituyera al mando de su “Confederación de Sinaloa” –un nominativo sugerido por calderón y sus emisarios, el general Mario Acosta Chaparro, asesinado en abril de 2012, y Juan Camilo Mouriño, víctima de un extraño avionazo cuyas investigaciones no fuero seguidas por la PGR sino por el entonces secretario de Comunicaciones, Luis Téllez Kuenzler-, fuese, nada menos, Dámaso López, hijo del ex funcionario del mismo nombre quien fue designado por fox como subdirector del penal de Puente –Puerta- Grande, en Jalisco, para perpetrar la fuga de “El Chapo” en enero de 2001, mes y medio después de la asunción presidencialista de vicente el de las botas de charol y las hebillas. ¡Así le dolerían sus “juanetes”!

El señor salinas, además, no dejó de airear los buenos signos económicos de su gobierno, cuyo inicio crítico fue consecuencia de la paralización de la administración anterior so pretexto de “sanear” las deudas del país lo que no se hizo, gracias a dos fenómenos irreversibles: el alza desmesurada de los precios del petróleo crudo, como efecto de la invasión estadounidense a Irak y con ello de la apropiación de las fuentes de oro negro más abundantes del mundo –en manos de los iraquíes tras dominar a la próspera Kuwait de los jeques-; e igualmente por la venta de paraestatales “claves”, tales como Telmex y decenas de empresas más, varias de ellas con utilidades importantes, ofreciéndolas a sus socios, amigos y cómplices con precios de oferta.

Por supuesto, unos años más tarde, los beneficiarios de los “obsequios”, en realidad lo fueron tales transacciones, lograron su acomodo en la lista de Forbes entre los mayores multimillonarios del planeta. Y, mientras, la pobreza avanzó sin parar con una mayoría silente y saqueada. Repásense los apellidos de quienes ganaron enormes fortunas entonces y compárense con los grandes privilegiados por la alternancia: son los mismos, sin quitarles un pelo, mientras la comunidad nacional se empobreció sin remedio. ¿Hubo, acaso, alguna diferencia? Pues no. Hoy sabemos hasta dónde llegó la corrupción de los regímenes de los fox, ella y él naturalmente, y de calderón: rompieron récord en este renglón y en cuanto al triunfante nepotismo que el segundo se negó a admitir pero colocando, en sitios claves, a sus parientes incómodos y demás entenados.

¿Acaso se ignoraba, por ejemplo, que Julio César Nava Vázuez, quien fue secretario privado de calderón antes de acceder a la dirigencia nacional del PAN en donde fracasó de cabo a rabo, había reunido un enorme capital a su paso por el jurídico de PEMEX? En la misma línea fue evidente que su retiro de la política no se debió a pudor alguno sino al imperativo de cuidar sus inversiones, como en Oceanografía S.A. de C.V., cuyas instalaciones en Ciudad del Carmen, Campeche, fueron tomadas el pasado viernes 28 de febrero, bajo evidencias de un enorme fraude por más de 585 millones de dólares. ¿Y cuál institución denunció el hecho por los perjuicios causados? Nada menos, Banamex, perteneciente al Citigroup, gracias al aval del foxismo que impidió la fusión de los dos grandes bancos mexicanos –Bancomer fue a parar a manos del consorcio vasco BBV-Argentaria- para privilegiar al citado emporio estadounidense, decenas de veces acusado por ser uno de los mayores “lavadores” de dinero sucio del planeta. (Léase “Crónica de Héroes y Bandidos” de Andrés Oppenheimer).

Todos los ingredientes para el “caldo gordo” sin faltar ninguno. ¿Qué espera el gobierno de la República, si en serio quiere recuperar credibilidad –tanto se duda del mismo que hasta la filiación y supervivencia de “El Chapo” son motivos de chismes imparables en las redes sociales-, ara iniciar las indagatorias sobre los ex mandatarios salinas, zedillo, fox y, sobre todo, calderón? Cada uno peor que otro. ¡Ya hasta se nos olvidaron díaz ordaz y echeverría, el segundo ya con noventa y dos años, al amparo de la amnesia colectiva y del desinterés de los jóvenes acerca de las crisis, genocidios y magnicidios que algunos tenemos aún en mente!

Puede ser que no pocos políticos se atoren durante un período presidencial. Recuerdo, al respecto, una sentencia del célebre profesor de Santiago Tianquistenco, Carlos Hank González:

–“Se puede, y hasta se debe, ser adversario de un mandatario; ¡pero jamás de dos seguidos!”.

Quizá sea esta la clave para quienes ejercen la política y desean llegar a la cúspide, no para los empresarios, digamos Carlos Slim Helú, quien alguna vez me confió:

–Yo no soy socio de ningún ex presidente. ¿Cuánto dura un mandatario en su cargo?

–Seis años, señor Slim. Lo sabe bien.

–Exacto. Pues mi proyecto es de muy largo alcance comparando con la estrechez de los lapsos de cada jefe de Estado.

Fue entonces cuando comprendí que el verdadero poder no está en la residencia oficial de Chapultepec aunque hoy la euforia domine sus jardines mientras los recorre, en pants claro, el señor peña nieto.

Mirador

Algunos (as) se impresionaron por la aparición televisiva de José Manuel Mireles al dar la cara por los “autodefensas” de Michoacán, acaso comprensible por la dimensión de la negligencia oficial y el desamparo en que viven todavía miles de familias de la región. Pero fue un chasco, como tantas veces: las cámaras, con demasiada frecuencia, crean ídolos de barro, sobre todo con relación a los deportes… y al crimen organizado.

Ahora ya todos quieren tener una vida como la de “El Chapo” y comienzan a asomarse al balcón de Dámaso López, “El Mini Lic.”, quien a sus veintiocho años se convirtió en cabeza visible del cártel de Sinaloa, desplazando a gallos tan poderosos como Ismael “El Mayo” Zambada y Juan José Esparragoza, “El Azul”, quienes, por lo visto, se enfrentaron entre sí, y con Guzmán Loera antes de su caída, fraccionándose de tal manera que dejaron solo a su patrón durante la redada de la semana en la que Obama visitó Toluca. Los jóvenes me dicen que éstos son más confiables “que cualquier mandatario mentiroso”; aseguran que, cuando menos, los “capos” reconocen lo que han hecho; a cambio de ello, calderón fox y demás, quieren presentarse ante la sociedad como “hermanitas de la Caridad” con todo y sus velos.

Lo lamentable es la caída de la credibilidad. Precisamente por ello aparecieron los grupos comunitarios llamados “autodefensas” que ahora, bajo la dirección tripartita de Estanislao Beltrán “El Abuelo”, antiguo operador del cártel de los Valencia en Jalisco; Hipólito Mora; y, desde luego, el ya mencionado y accidentado Mireles. No sabe la PGR, tampoco el ejército y la Armada rebosante de marines estadounidenses, que hacer con ellos porque se han ganado a la opinión pública y, además, las fuerzas armadas los usan como una especie de parapeto o de escudos humanos, como quieran llamarlos, para entrar en las zonas de mayor riesgo. Mientras, “Los Caballeros Templarios” esconden su propio “santo grial”. Y no me lo tomen como una blasfemia, amables lectores; digamos que es sólo licencia literaria.

Por lo pronto sigue el toma y daca. De repente toman municipios y más tarde se alejan; reconocen acuerdos y los desconocen; juegan así con los emisarios de un gobierno maniatado y vulnerable. O lo miden, siquiera para medir el alcance real de sus intenciones contra el narco o el tamaño de las infiltraciones de los mandos castrenses y marinos por parte de las mafias ultraconocidas. Por ello, son un peligro que puede expandirse por todo el país y, sin embargo, no hay método conocido para detener la exaltación subversiva de miles de mexicanos ahítos e inconformes. Peligro.

Por las Alcobas

La gran actriz Julie Furlong, me entregó su libro, “Mi Vida en un Suspiro” y lo leí de golpe. Durante muchos años fue uno de los bellos rostros más cotizados de la televisión y el teatro. Pero también ejerció de periodista cuando le surgió el gusanillo al tomar contacto, por su primer matrimonio –con el campechano Pedro Baranda García quien intentó, sin éxito, ser gobernador de su estado-, con algunos de los personajes claves de la vida institucional.

Acabó decepcionándose de todos y optó por publicar sus vivencias directas. Pero le sucedió lo mismo que a este columnista y autor: las editoriales pegaron un salto y el consiguiente grito en el cielo. Y ella mismo me lo dijo:

–Terminé optando por hacer una edición digital y subirla a las redes sociales.

Algo parecido a lo que intenté con “Despeñadero”. Por ello fue un placer acompañarla durante la filmación de su promocional para la televisión, por Internet y para Estados Unidos. Sólo les digo que se trata de una obra apasionante. Asómense a ella.

– – – – – – – – – – – –  – – – – – —

Web: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

¡NO TEMAN A LA HISTORIA QUIENES PUEDEN Y DEBEN ESCRIBIRLA! ES MOMENTO DE ROMPER CON ALGUNOS MITOS. EL SEÑOR peña nieto PROMETIÓ TERMINAR CON LOS “INTOCABLES” Y A LOS MAYORES LOS TIENE EN LAS NARICES, COMENZANDO CON SUS PREDECESORES CUYO CINISMO REBASA CUALQUIER CAPACIDAD DE ASOMBRO. NO VAYA A SER QUE LA “PODA” EXIGIDA LLEGUE DESPUÉS DE SU SEXENIO Y ENTONCES A ÉL LE TOQUE RESPONDER POR LA NEGLIGENCIA Y LA DEMAGOGIA INFUNDADAS. MEJOR, ACTÚE.

Comentarios con Facebook