LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Devasta incendio mil 200 hectáreas en humedales colombianos

chile incendios

Bogotá, 17 mar (PL) Un incendio de grandes proporciones consumió mil 200 hectáreas de humedales en la ciénaga La Marimonda, en el norteño departamento de Antioquia, donde siguen ardiendo las llamas desde hace ocho días.

A pesar del puesto de mando habilitado en las cercanías de esa región del Urabá antioqueño, el cuerpo de bomberos, apoyado por miembros de la policía, la defensa civil y el ejército, no ha podido controlar el siniestro que consume el humedal.

Según reportes oficiales, los fuertes vientos acrecentados por la proximidad del mar contribuyen a la propagación del fuego, extendido a gran parte de las 31 mil 700 hectáreas de bosque declaradas reserva natural protegida en 2009.

Aunque la conflagración no pone en riesgo la vida o las viviendas de los pobladores, el daño natural es irreparable, señalan expertos.

Por su biodiversidad, los humedales constituyen un recurso ecológico crucial, amparado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El drama ambiental que nace con un incendio forestal no termina cuando los bomberos y voluntarios logran controlarlo, argumentan ecologistas.

Sus consecuencias son incalculables y perduran por siglos, afirman, en aquellos lugares donde vastas extensiones de superficie terrestre son devastados por las llamas.

El suelo queda estéril, el manto vegetal desaparece casi por completo y es difícil que la flora y la fauna puedan sobrevivir a la catástrofe, añaden.

Para el ambientalista Gonzalo Palomino las conflagraciones intensas, además de erradicar la vegetación, contribuyen a agotar las posibilidades del agua en el suelo y la atmósfera.

Colombia es uno de los países latinoamericanos donde se registran mayor número de conflagraciones. Sólo en los primeros meses de 2013 se vieron seriamente afectados, por esta causa, más de 20 de los 32 departamentos del país.

Comentarios con Facebook