Italia extrema medidas de seguridad para visita de Obama

000_Was7958967

Roma, 26 mar (PL) Desde la llegada hoy al aeropuerto capitalino de Fiumicino del presidente estadounidense, Barack Obama, las autoridades italianas convierten en una fortaleza a esta capital, donde se esperan al menos dos protestas contra esa visita.

El cortejo de Obama, integrado por 27 autos blindados y escoltado por ocho motocicletas, causará problemas a su paso por esta urbe al menos hasta el fin de su visita el próximo viernes en la mañana (hora local), comenta la prensa italiana.

Cerca de un millar de agentes especiales y otros 50 en la sombra y vestidos de civiles constituirán el pequeño ejército que se encargará de la seguridad del mandatario norteamericano, quien arriba a esta ciudad en la noche, procedente de Bruselas.

Para la visita del jefe de la Casa Blanca, cuya presencia será repudiada en el menos dos actos, uno en la Plaza de San Pedro del Vaticano, y otro frente a la embajada estadounidense, se pondrá en funcionamiento el plan Jammer para neutralizar dispositivos móviles.

Además, una avanzada de miembros del Buró Federal de Investigaciones, la Agencia Central de Inteligencia y agentes de seguridad inspeccionaron cada calle, alcantarillado y edificios por donde podría transitar el estadista, señala la televisión italiana.

El diario La Repubblica adelanta que tras su arribo a Fiumicino Obama se trasladará a la residencia del embajador estadounidense John R. Phillipis en Villa Taverna, donde se hospedará durante las 36 horas de su estancia aquí.

Para mañana, esta prevista una entrevista de Obama con el papa Francisco a primera hora, para después reunirse en el Palacio de Quirinal con el mandatario italiano, Giorgio Napolitano, y, al mediodía, con el primer ministro Matteo Renzi.

En la segunda mitad del día, el presidente estadounidense visitará el Coliseo, que no abrirá al público toda esa jornada, mientras el espacio aéreo en esta capital será cerrado al menos este miércoles y el viernes.

Corriere della Sera, por su lado, comenta que tres agentes de seguridad debieron ser enviados a casa antes de iniciar Obama su visita el pasado lunes a Holanda, donde participó en la cumbre de seguridad nuclear, después que uno de ellos fue hallado borracho.

El periódico recuerda que en abril de 2012 se registró un incidente con 12 agentes de seguridad en la ciudad colombiana de Cartagena, que también fueron enviados a Estados Unidos tras un escándalo de relaciones con prostitutas.

Comentarios con Facebook