Protesta en Bruselas denuncia hipocresía de Obama y la UE

LA UE Y RUSIA CELEBRAN SU CUMBRE CON LA TENSIÓN DE UCRANIA DE FONDO

Brulseas, 26 mar (PL) Cientos de manifestantes denunciaron hoy aquí la hipocresía del presidente estadounidense, Barack Obama, y de la Unión Europea (UE), ambos ganadores del Premio Nobel de la Paz, pero responsables de guerras que desangran varios países, informaron los organizadores.

En una multitudinaria protesta acontecida a poca distancia de la sede de una cumbre bilateral entre Washington y el bloque regional, centenares de activistas de organizaciones como Izquierda Unida rechazaron las políticas belicistas de las potencias.

Al respecto señalaron que el gobierno norteamericano y la UE están implicados directa o indirectamente en guerras que azotan a diversas naciones y condenan a la miseria a millones de seres humanos.

Los manifestantes portaron banderas de países como Irak, Afganistán, Libia, Palestina, Viet Nam, El Salvador, entre otros, para recordar que sufren o sufrieron en el pasado las consecuencias de las políticas guerreristas de las potencias occidentales.

Asimismo, denunciaron el enorme gasto militar tanto de Washington como de la UE que, en su conjunto, suman más del 60 por ciento del total de recursos destinados a fines militares en todo el planeta.

Mientras el gobierno norteamericano destina 685 mil millones de dólares anuales al militarismo y el grupo de los 28 dedica 400 mil millones, miles de personas mueren de hambre en el mundo, criticaron.

En la reunión bilateral celebrada en esta capital, el mandatario norteamericano tuvo como contrapartes a los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; y la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

La agenda de Obama incluye un encuentro con el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Anders Fogh Rasmussen.

Ayer varias organizaciones no gubernamentales belgas se manifestaron contra la proliferación de armas nucleares, en una protesta realizada frente a la sede de Gobierno del primer ministro Elio Di Rupo.

Los activistas exigieron la eliminación del equipamiento militar perteneciente a Estados Unidos almacenado en la base aérea de Kleine Brogel (este de Bélgica) y en otras partes de Europa.

En un acto simbólico, los manifestantes enviaron a Obama, mediante Di Rupo, una bomba de chocolate.

Comentarios con Facebook