Piensan en otro Bush para la Casa Blanca

casa-blanca-753fbfe86158851302de3a0b6b28430e

Washington, 30 mar (PL) El nombre de Jeb Bush comienza a sonar entre los círculos del Partido Republicano en una especie de campaña detrás del telón que buscará proyectar al exgobernador de Florida como candidato a las presidenciales de Estados Unidos en 2016.

Las valoraciones surgen ante las preocupaciones por un reciente escándalo que ha dañado la imagen del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie (que se perfilaba como potencial carta republicana), pero además por la alarma que crea el avance del senador Rand Paul (Kentucky).

Para prominentes donantes, Bush podría ser la más “brillante esperanza de los republicanos para volver a ganar la Casa Blanca”, según publica un artículo del diario The Washington Post.

Asesores de Bush insisten en que él no está explorando activamente una candidatura y no tomará una decisión hasta por lo menos finales de año.

Sin embargo, en las últimas semanas, Bush ha viajado por el país con discursos que fijan una eventual agenda, vinculados a temas como ingresos y política exterior, lo que no pocos interpretan también que constituye una campaña por los republicanos de cara a las elecciones de medio término de noviembre.

Dice el Post que muchos, o la mayor parte de los principales donantes del candidato Mitt Romney en 2012 están apostando por el exgobernador del sureño estado.

Pero John Ellis “Jeb” Bush (Midland, Texas, 11 de febrero de 1953), tendría serias vulnerabilidades como candidato: fuera de cargo público hace siete años, en algunas de sus apariciones ha tenido que navegar con las fallas del partido rojo en materia de inmigración y otros asuntos.

Además una candidatura de Bush también probaría si la nación todavía guarda algún remanente de la administración de George W. Bush.

No obstante, él ha alimentando relaciones con los donantes durante años y se le ve activo en este tipo de eventos, como un recordatorio de que Bush, el hijo y hermano de expresidentes, podría dar el anuncio de la carrera presidencial, consideró el rotativo.

Para quienes tejen la madeja de la política estadounidense, Bush aparece ahora como ficha posible de competencia frente a la exsecretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, aunque ella no ha dado el sí sobre sus planes de aquí a 2016.

Comentarios con Facebook